“Las catástrofes naturales y de origen humano van en aumento, mientras que la capacidad del sector asegurador para protegerse contra ellas está siendo infrautilizada. Es preciso estudiar soluciones a nivel europeo para salvar las lagunas que presentan los seguros, así como medios comunes de prevención y formas de sensibilizar a los ciudadanos y a las empresas”, comenta Michel Barnier, comisario de Mercado Interior y Servicios. Este Libro Verde, añade, “nos permitirá también tener un visión más completa de la situación en los distintos Estados miembros”.

Por su parte, Kristalina Georgieva, comisaria europea de Cooperación Internacional, Ayuda Humanitaria y Respuesta a las Crisis, destaca que “unas políticas en materia de seguros bien diseñadas pueden servir también como instrumento de mercado para desalentar los comportamientos de riesgo y promover la sensibilización ante los riesgos e integrar el fomento de la protección contra las catástrofes en las decisiones económicas y financieras”.

Según se explica desde Bruselas, este documento plantea una serie de preguntas sobre la adecuación y la disponibilidad de seguros adecuados contra las catástrofes. El objetivo es conseguir una mayor sensibilización al respecto y evaluar si podría ser conveniente o estar justificada una actuación a nivel de la UE para mejorar el mercado de seguros de catástrofes en la Unión Europea. De forma más general, con este proceso también se ampliará la base de conocimientos, se contribuirá a promover el seguro como instrumento de gestión de las catástrofes y, por lo tanto, se favorecerá el cambio hacia una cultura general de prevención y atenuación de los riesgos de catástrofe.

La consulta pública sobre el Libro Verde está abierta hasta el 30 de junio de 2013. Una vez que la Comisión haya examinado las respuestas recibidas, decidirá sobre el seguimiento más adecuado, que podría adoptar varias formas, legislativas y no legislativas.

INSURANCE EUORPE DEFENDERÁ LA IMPORTANCIA DEL CONTROL DE RIESTOS Y LA PREVENCIÓN

Desde Insurance Europe se ha dado la bienvenida a la publicación por parte de la Comisión Europea de este Libro Verde, destacando que, si bien “no existe un enfoque único a los desastres que sea apropiada para el conjunto de la UE”, el documento “subraya con razón que las aseguradoras son una ayuda para reducir al mínimo el impacto de los desastres a través de todos los niveles del ciclo de gestión del riesgo, a partir de la identificación de los mismos y modelos para su transferencia”.

La federación confirma que responderá en detalle a la consulta abierta por la Comisión, pero anticipa que “el control del riesgo y la prevención” deben ser el foco de esta consulta de la Comisión.