Según publica hoy 'Expansión', la Junta Consultiva de Seguros y Fondos de Pensiones del pasado viernes analizó, como estaba previsto, el informe sobre el desarrollo de la previsión social complementaria que se presentará a la comisión permanente del Pacto de Toledo, documento que finalmente no incluye la propuesta inicialmente planteada sobre el tema, atendiendo así a la petición de Inverco.

Mientras que en las primeras versiones del documento se proponía establecer una “comisión fija máxima, inferior a las actuales [...] y una comisión máxima variable en función de los resultados del fondo de pensiones”, la actual versión apunta a que es conveniente “analizar y proponer medidas para reducir las comisiones máximas aplicables a los planes de pensiones”, sin entrar en más detalles.

En sus alegaciones (ver edición de 3 de julio), la asociación de gestoras sostenía que la comisión media de los planes de pensiones ha caído un 30% en los últimos cinco años y ahora oscila entre el 0,21% de los Planes de Empleo y el 1,37% del Sistema Individual.

UNESPA RECLAMA INCENTIVOS FISCALES

En sus alegaciones al informe que está elaborando la DGSFP para el desarrollo de la previsión social complementaria, UNESPA pone sobre la mesa la petición de que se fijen “unos incentivos fiscales estables y adecuadamente diseñados [...] para garantizar el desarrollo de la previsión social complementaria”.

Asimismo, en lugar de animar a constituir planes de pensiones Asociados y de Empleo, desde las aseguradoras son favorables a que se potencien las aportaciones directas por parte de las pymes a planes de previsión asegurados o fondos del sistema individual a favor de sus trabajadores. UNESPA también recomienda, según Expansión, que “antes de realizar ninguna propuesta en relación al porcentaje de comisiones aplicables a los planes de pensiones, debería llevarse a cabo un análisis exhaustivo del sistema actual de comisiones”.

El Instituto de Actuarios Españoles, por su parte, desaprueba que las pymes puedan realizar sus aportaciones al sistema individual y se suma a la propuesta de los sindicatos de constituir vehículos financieros sectoriales de previsión complementaria en los que la adscripción de las empresas sea “inmediata y sencilla”. La Confederación Española de Mutualidades (CNEPS) reclama en sus comentarios que las aportaciones de las pymes puedan realizarse también a mutualidades de previsión social y que, por otra parte, se equipare el tratamiento fiscal que reciben las aportaciones de todos los instrumentos complementarios.

DISCREPANCIAS SOBRE LAS APORTACIONES EN EL ÁMBITO EMPRESARIAL A INSTRUMENTOS INDIVIDUALES

Finalmente, los sindicatos no ven con buenos ojos que el documento de propuestas potencie los instrumentos individuales de ahorro para la jubilación a expensas de los de Empleo. CCOO y UGT sostienen que mezclar el sistema de Empleo con el ahorro de los particulares desvirtúa su carácter complementario de las pensiones públicas. Abogan, como alternativa, que se desarrollen planes sectoriales de promoción conjunta.

CEOE y Cepyme mantienen una postura opuesta y defienden que las aportaciones se efectúen a planes individuales, que la contribución por parte de las empresas sea voluntaria e insisten en la necesidad de un “cuadro fiscal con vocación de permanencia”.