Según explica el Icex, con información de la Oficina Económica y Comercial de España en Pekín, en el país asiático se han desarrollado tres planes para lograr extender la cobertura médica a toda la población. El primero es un seguro obligatorio para los trabajadores en empresas en entornos urbanos, con primas que rondan los 75 euros anuales, que deben ser pagados, en parte, por el empresario. El segundo fue un plan complementario para llevar la cobertura de estos seguros a otros residentes en las urbes que no están cubiertos por el anterior tipo de pólizas. De esta forma, el Estado ha subvencionado las pólizas, suscritas de forma voluntaria, principalmente, por personas mayores, desempleados y estudiantes, con un precio que ronda también los 15 euros anuales. De esta misma cuantía es el seguro contemplado en el ‘Nuevo Sistema Médico Cooperativo Rural’. Con este plan se ha conseguido llegar a casi 900 millones de asegurados del medio rural.