Respecto al acceso a los servicios de salud, los partidos opositores al gobierno tildaron al actual sistema de “ineficiente” al destacar que, según cálculos remitidos por Eduardo Ibarra, presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, cerca de 500.000 personas en el país carecen de un seguro médico debido a que no cualifican para el plan Mi Salud del gobierno y tampoco pueden costear uno privado.

El gobernador, Luis Fortuño, resaltó que su administración ha provisto el plan gubernamental a cerca de 212.000 personas, y planifica añadir 50.000 durante este año fiscal e igual cantidad el año próximo, con lo que aseguró que cerca de un 95% de la población estaría cubierta. Así, el gobernador mostró sus reservas respecto al modelo de salud propuesto, reiterando su rechazo al sistema del pagador único ya que, explicó, quitaría el poder que tienen actualmente las aseguradoras para dejar en manos de un solo plan médico la facturación de los servicios que prestan los profesionales de la salud. “Si la solución de alguna persona es que el Gobierno maneje un plan para todo el mundo, yo no estoy a favor de que el Gobierno lo maneje todo. Creo que debe ser el paciente y su proveedor de servicios de salud quien lo debe manejar. El Gobierno no va a ser eficiente en manejar estas cosas”, aseveró.

ACCESO UNIVERSAL A UN SISTEMA DE SALUD PÚBLICO-PRIVADO

Por su parte, el candidato al gobierno Alejandro García Padilla, se expresó en términos de un sistema de acceso universal a la salud alegando durante su intervención en que cada grupo que se constituya como un plan médico deberá incluir todo tipo de servicios de salud. Asimismo, indicó que el sistema que propone se financiaría con fondos públicos y privados, y podría ser administrado tanto por el Gobierno como por un tercero. No obstante, García Padilla no cerró la puerta a considerar el modelo que impulsa el Colegio de Médicos Cirujanos. “Este es un sistema que no se centra en la aseguradora, se centra en el paciente a través del médico, no de la aseguradora, por eso se llama sistema de acceso universal a la salud. En realidad, hablo también sobre limitación de intermediarios”, apuntó.

Por su parte, Ibarra planteó que la gran cantidad de intermediarios existentes, como las aseguradoras y administradores de servicios de salud, además de encarecer los servicios, empobrecen la atención médica que se presta, pues anteponen su criterio, basado en consideraciones económicas.

A juicio de los directivos del Colegio, fue la presentación del candidato del Movimiento Unión Soberanista (MUS), Arturo Hernández, la ponencia que recogió con mayor precisión el concepto: “Un pagador único no es un sistema de medicina socializada... Cada médico seguirá trabajando en los hospitales y consultorios privados en que trabaja hoy, pero en lugar de estar sometido a la burocracia de múltiples planes médicos, cada uno con pólizas y reglamentaciones distintas, habrá un solo plan con una sola forma de facturación para todo el mundo”, subrayó.

Hernández dijo que este sistema es legaL y económicamente viable para Puerto Rico, y sugirió la creación de una junta directiva en el Departamento de Salud con representación de médicos, pacientes y académicos para que determinen qué servicios estarían cubiertos y cómo se reembolsará a los profesionales médicos por los servicios brindados. Sobre el papel que desempeñarían los planes médicos privados bajo este modelo, el candidato del MUS advirtió que “solo podrán asegurar servicios que no estén asegurados por el pagador único”.

COMPARTIR