El Ejecutivo comunitario abrió una investigación sobre las condiciones incluidas en los contratos en caso de siniestros, empleadas por los llamados ‘Clubes P&I’, mutualidades sin ánimo de lucro que ofrecen coberturas de protección e indemnización a los propietarios de embarcaciones. La investigación se centró en un acuerdo internacional firmado entre las entidades del sector, que establecía reglas sobre las relaciones contractuales, entre otros puntos, según explicó la CE en un comunicado.

Bruselas sospechaba que algunas de estas condiciones podrían perjudicar a la competencia en el mercado único, en particular "restringiendo el acceso de aseguradores comerciales y/o de otras mutualidades". La investigación llevada a cabo por la CE junto con todos los actores afectados "no ha sido lo suficientemente concluyente como para confirmar las preocupaciones iniciales", señaló el Ejecutivo.