“Su labor se basará en velar por una infraestructura segura de las carreteras, el buen estado de los vehículos, el comportamiento humano, la atención a víctimas y el fortalecimiento de la gestión institucional”, asegura el viceministro en información de ‘Portafolio’.

En Colombia, en los últimos 10 años murieron más de 63.000 personas como consecuencia de accidentes de tránsito, las muertes y lesiones en este tipo de siniestros son la segunda causa de muerte violenta en el país y la primera en niños de 5 a 14 años, convirtiéndose así en un problema social y de salud pública.

En los 18 artículos, la ley propone que la Agencia articule a todas las entidades que desarrollan acciones de seguridad vial; cumpliría funciones en el área de planificación, regulación, información, control, campañas e infraestructura entre otros. A través de la entidad se establecerían comités territoriales con la participación de representantes de los gobiernos departamentales y municipales. Además, se tiene previsto reglamentar el funcionamiento de un fondo de compensación, de tal manera que todos los municipios reciban recursos para invertir exclusivamente en programas de seguridad vial.