Con motivo del Día Internacional de la Mujer, las aseguradoras hacen balance de una realidad que sigue estando normalizada en nuestra sociedad, la diferencia entre hombres y mujeres.

En el campo de los seguros de Vida, según datos de AXA, en la actualidad solo el 39% de los seguros de Vida Riesgo son suscritos por mujeres, a pesar de que la tasa de actividad femenina se sitúa por encima del 53%, según los datos de la EPA a cierre de 2016. En el caso de los hombres, su tasa de actividad es del 64% y 6 de cada 10 seguros de vida riesgo se realizan por varones. De esta forma, mientras que la diferencia en la tasa de actividad (que mide personas con empleo y en búsqueda de trabajo) entre hombre y mujeres es de apenas 10 puntos porcentuales, el nivel de aseguramiento entre ambos dista 22 puntos.

Pese a todo, los capitales asegurados también siguen mostrando una brecha en favor de los hombres. Ellos aseguran sus vidas por un capital medio de 104.000 euros. Ellas, por un capital de 88.500 euros. Jesús Carmona, director de Vida y Accidentes de AXA España, reconoce que “pese a que la mujer aporta, en muchos casos, más de la mitad del presupuesto familiar, su protección financiera aún está por detrás de la de los hombres”.

Pesimismo ante las perspectivas de jubilación

El 36% de las mujeres españolas cree que no tendrá ingresos suficientes durante su jubilación, según el 'Estudio Anual de Preparación para la Jubilación 2016' de AEGON. Este estudio pone de manifiesto claras diferencias entre los hábitos de ahorro y perspectivas de jubilación entre hombres y mujeres: "Las mujeres se muestran pesimistas, no solo ante la calidad de vida durante la jubilación, sino también sobre si tendrán suficientes ingresos. Dos facetas en las que la mayoría de los hombres son optimistas", afirma la aseguradora. Además, el 30% de las mujeres admite no ahorrar nada o casi nada para la jubilación y más de la mitad, un 52%, asegura que no tiene un plan de jubilación.

Esta perspectiva negativa se sustenta en que, a diferencia de los hombres (50%), la mayoría de las mujeres (61%) no esperan tener una vida confortable durante su jubilación. El porcentaje de las que sí esperan una buena vida en la jubilación se reduce a un 7%, una cifra que se duplica en el caso de los hombres. Por otra parte, mientras un 36% de las mujeres cree que no tendrá suficientes ingresos durante la jubilación, en el caso de los hombres esta cifra se sitúa en el 27%, nueve puntos por debajo.

Y es que las mujeres consultadas creen que necesitarán entre un 80% y 100% de los ingresos que ahora recibe durante su jubilación, mientras que a los hombres les basta con el 60% y el 79% de sus ingresos actuales. Además, el 31% de las mujeres admiten que no están ahorrando nada o casi nada para el retiro, mientras que solo el 5% de ellas admite tener los ahorros suficientes para esta etapa. Más de la mitad de las españolas (52%) no tienen ningún plan para la jubilación, mientras que en el caso de los hombres solo el 37% se encuentran en esta situación.