Para los acusados la Fiscalía pide 43 años y medio de prisión. Entre las empresas afectadas se encuentran el Banco Santander, Unicaja, La Caixa, BBV o Mahou. En total, fueron 821 contratos o actos de garantía que suscribieron los acusados con distintas sociedades y que después no se cumplieron.

Según el escrito de acusación del Ministerio Público, del que hoy se hace eco El Economista, los acusados aprovecharon la apariencia de sociedad de seguros con solvencia de una  compañía irlandesa, que resultó ser falsa.  El total de primas abonadas por los asegurados ascendió a casi tres millones.

 

COMPARTIR