Así, tomando como referencia los datos de un estudio realizado por MAPFRE teniendo como base su propia cartera, “más de la mitad de los partes que los clientes dan a su aseguradora de automóviles en este periodo son por averías relacionadas con la batería del vehículo”.

Además, añade la compañía, “durante los meses de verano se producen un 9,2% más de asistencias en carretera por avería del vehículo”. El 84% del total de las averías que se producen durante este periodo son causadas por la batería del coche, los percances en el motor o los fallos en la instalación eléctrica. Las averías en los sistemas de transmisión y de alimentación suponen el 3,9% y el 3,3%, respectivamente, y los pinchazos y reventones representan solo el 2,2% del total de llamadas al seguro. La asistencia en carretera aumenta en los días que coinciden con las operaciones salida y retorno aumentan.

COMPARTIR