Este acuerdo nace con la vocación de que en el momento en el que ocurre un accidente de tránsito, los afectados se trasladan a la unidad médica más cercana y en su mayoría se trata de hospitales públicos, donde la atención es gratuita. Fernando Solís Soberón, presidente de la AMIS, detalló que si al registrarse un accidente el conductor cuenta con un seguro, la industria se hará responsable y rembolsará los gastos a los hospitales públicos de DF.

“A través de este convenio, el sector asegurador se compromete a indemnizar los gastos en que incurran las unidades médicas del Distrito Federal por la atención de las personas que son víctimas de accidentes viales, es decir, atropellados y ocupantes de vehículos, así como los costos de traslados en ambulancias de los servicios de salud del gobierno capitalino cuando exista un automóvil asegurado responsable del daño”, explicó en información recogida por ‘El Economista’.

Armando Ahued Ortega, secretario de Salud del DF, destacó por su parte que el gobierno capitalino eroga alrededor de 300.000 pesos (23.298 dólares) por cada paciente afectado por un accidente vial; con el convenio, si la persona está asegurada, será la compañía de seguros quien asuma esos costos.

Asimismo, explicó que en la Cudad de México se registran 17.000 accidentes vehiculares y ocupa la novena posición entre las entidades del país con el mayor índice de muertes por percances de tránsito. Por su parte, Recaredo Arias Jiménez, director general de la AMIS, expresó que otro de los estados donde podrá replicar este convenio es Jalisco. Con los convenios se garantizará que los recursos públicos que se usen en las personas que tengan contratado un seguro sean resarcidos y se utilicen en los mexicanos de escasos recursos que requieran atención médica.