En una entrevista concedida a ‘Notimex’ explicó que el monto de los daños que dejó en particular el sismo del pasado 20 de marzo, de 7,4 grados en la escala de Richter, será bastante bajo y que no afectará a los resultados de las aseguradoras ni de las reaseguradoras. “Estamos hablando de que este sismo difícilmente alcanzará los 200 millones de dólares, y para dar una referencia, simplemente el sismo de Mexicali del año antepasado significó 240 millones de dólares (de costo para las aseguradoras) y el huracán Alex costó unos 235 millones de dólares”, añadió.

El directivo puso como ejemplo el terremoto de Japón ocurrido en marzo de 2011 que dejó daños estimados en 210.000 millones de dólares, de los cuales 40.000 millones estaban asegurados, y el sismo de Nueva Zelanda en febrero del año pasado costó a las aseguradoras 13.000 millones de dólares. Arias Jiménez señaló que dichas cifras permiten reconocer que “hoy los niveles de reglamento de construcción en México son mejores y que también las medidas de protección civil son muy buenas”.

No obstante, consideró importante que los constructores se aseguren de que sus edificaciones cumplen cabalmente con las normas establecidas. Asimismo, exhortó a la población a asegurarse porque México es un país de alto riesgo tanto para sismos como para huracanes, además, recientemente el norte del país registró una serie de tornados.

COMPARTIR