Sobre este punto de partida, la Asociación Internacional de la Mutualidad (AIM), junto con su miembro español DIVINA PASTORA , organizaron el pasado viernes, en Valencia, una jornada en la que participaron miembros de la DGSFP y profesores de universidades de Portugal y España, junto a representantes del sector de las mutuas de España, Francia, Italia, Eslovenia, Portugal y Bélgica.

Armando Nieto, presidente de DIVINA PASTORA, fue el encargado de inaugurar la reunión. Hizo hincapié en la importancia de la gobernanza de las mutuas, señalando que la ausencia de accionistas produce una atomización en la propiedad dentro de las mutuas, razón de más por la que una buena gobernanza es más importante.

Ya en el debate, la primera parte se centró en la elección de miembros competentes al consejo. En opinión de Eva M.ª Lidón, responsable del Área de Autorizaciones y Sistema de Gobierno en la DGSFP, todos los miembros del consejo han de contar con una preparación suficiente y conocer las mutuas, además de tener experiencia en el sector. Convino que existe la necesidad de fomentar la formación interna. Durante los debates, los participantes coincidieron en que para las mutuas pequeñas es muy difícil cumplir los requisitos.

Autocontrol y transparencia, fundamentales

En la segunda parte, los miembros de la AIM presentaron los retos de las mutuas en sus respectivos países. Christophe Ollivier, director adjunto y responsable de Servicios Financieros de la Fédération Nationale de la Mutualité Française (FNMF, por sus siglas en francés), expuso que la Comisión Europea y la OCDE proponen a una persona independiente en la junta de las mutuas para que pueda emitir un juicio objetivo. Según la FNMF, no existen motivos para creer que un miembro del consejo elegido democráticamente entre los miembros de una mutua sea sinónimo de una menor competencia.

Bleck da Silva afirmó que MONTEPÍO dispone de un periodo limitado para aplicar todos los requisitos de la directiva comunitaria relativos a Solvencia II. En Portugal, las mutuas no se incluyen en Solvencia II y el periodo de transición para cumplir todas las exigencias puede ser por tanto insuficiente.

Petra Juvančič, directora de Relaciones Públicas de la mutua de salud VZAJEMNA (Eslovenia), describió su firma, que debe competir con sociedades anónimas. Las principales dificultades que se encuentran son: señalar las ventajas de una mutua frente a una sociedad anónima y mantener una adhesión activa. También afirmó que tienen éxito porque su liderazgo en seguros médicos. Como mutua de Salud, debe desarrollar asimismo productos sanitarios y de cuidados de larga duración, además de ocuparse de la incorporación de los hospitales.

Por último, Placido Putzolu, presidente de la Federazione Italiana della Mutualità Integrativa Volontaria (FIMIV, por sus siglas en italiano), y Antoine Bauthier, encargado de Riesgos en Solidaris/Union Nationale des Mutualités Socialistes, describieron la situación de las mutuas en Italia y Bélgica.