Denominadas RegTech (regulatory + technology), estas áreas transversales de estudio abordan no la solo regulación, sino también educación e investigación académica, por un lado, e inversión y financiación, por otro.

“La complejidad normativa actual exige que las tecnologías actúen a favor de una rápida y ágil adaptación de la industria financiera. RegTech ayudará a reducir los tiempos y los elevados costes que las entidades financieras dedican al cumplimiento regulatorio”, se indica desde la asociación.

Roberto de la Cruz, responsable de la transversal RegTech de la AEFI explica que “el objetivo de las RegTech es poner la tecnología al servicio del cumplimiento legal y la aplicación de las normativas vigentes.”.

Por su parte, Rodrigo García de la Cruz, vicepresidente de la AEFI y presidente de la Alianza FinTech Iberoamérica,  destaca que las RegTech serán una tendencia de futuro por el necesario compliance regulatorio que debe producirse como consecuencia de la aplicación de las nuevas tecnologías a las finanzas. 

COMPARTIR