A partir de estos datos, EULER HERMES concluye que, en general, “las empresas de la Eurozona por ahora restan importancia a la repercusión del brexit”, tal y como recoge en la última edición de su ‘Weekly Export Risk Outlook’.

“También pueden indicar –comenta– un más sólido impulso del crecimiento en el tercer trimestre después de un suave segundo trimestre con una expansión del PIB intertrimestral del +0,3% para la Eurozona y crecimiento cero en Francia”.

Noticias relacionadas

Incertidumbre y volatilidad financiera, primera consecuencia del Brexit