La directiva analiza cómo tres años seguidos de pérdidas catastróficas pueden afectar las ganancias de los reaseguradores en el tercer trimestre y cómo esto afectará en términos de precios al sector, debido a estas importantes pérdidas.

"El 1 de enero y, ciertamente, el 1 de abril, según las previsiones que se hace desde la agencia, es que se espera que los aumentos de los precios continúen", dijo Costa. "Para el 1 de junio, estamos a la espera de ver qué va a pasar. Además, creemos que se necesitan más tarifas en Florida. El huracán Dorian podría haber sido mucho peor. Se suponía que llegaría a Florida como categoría cinco; sin embargo, no lo hizo y cambió. Las empresas necesitan ser compensadas por el riesgo que están asumiendo, particularmente en Florida y ahora en otras partes del mundo como Japón. Somos optimistas de que las tasas aumentarán de nuevo".