El Boletín de la Asociación de Aseguradores de Chile (ACCH) ha editado su Boletín de Información en la que se recoge el análisis del Proyecto de Ley. Así destacan desde la AACH que en el proyecto el Ejecutivo hace énfasis en la reforma educacional y los recursos se requerirían para ésta, sin embargo, no se fundamenta la necesidad de una reforma tributaria para este fin. “La falta de un planteamiento más claro respecto de la trayectoria proyectada de gasto fiscal, impide concluir que los fondos de la reforma tributaria irán a educación”. En la iniciativa tampoco se señala cuáles serán los efectos sobre el bienestar y crecimiento de la economía de la reforma tributaria, explican.

Entre las materias que contiene el texto desde la AACH destacan:

- Impuesto de Primera Categoría: Se aumenta el impuesto de Primera Categoría de 17 al 20%, con efecto retroactivo, por cuanto se aplicaría al ejercicio 2012, que ya tenía fijada una tasa temporal del 18,5%. El incremento transversal que se aplicará tanto a Pymes como a grandes empresas, afecta más a las primeras pues éstas dependen en mayor medida de las utilidades para financiar la inversión, ya que no tienen acceso al financiamiento en las condiciones ofrecidas a las grandes empresas.

- Impuesto de Segunda Categoría y Global Complementario: se propone reducir todas las tasas marginales del Impuesto Global Complementario, un 15% en los tramos inferiores y un 10% en los tramos superiores, lo que es visto como una medida beneficiosa para la clase media del país. También propone establecer un crédito sobre los impuestos personales por gasto en educación, equivalente al 50% del gasto en educación escolar y preescolar de los hijos, con un tope en el gasto en educación de 200.000 pesos (403,2 dólares) anuales por hijo (sin límite en el número de hijos), que aplica a familias que posean un ingreso familiar mensual menor a UF 66, propuesta especialmente positiva. También se contempla la re liquidación de impuestos de segunda categoría.

- Evasión y elusión: Se propone terminar con los retiros en exceso del FUT. La modificación se justificaría por el hecho de que ciertas sociedades postergan indefinidamente el pago de impuestos al no generar utilidades. Otra modificación relevante es el establecimiento de un impuesto único, tanto para sociedades anónimas como para las de personas, de un 35% aplicado a los desembolsos que la ley califica como “gastos rechazados”. De esta manera, se pretende homologar el trato tributario de las sociedades de personas con las sociedades anónimas. Sin embargo, esto podría encarecer el cumplimiento tributario para las pequeñas empresas que por desconocimiento terminan habitualmente con gastos rechazados.

- Impuestos específicos a las gasolinas y al petróleo diesel: Se incluye la creación de un mecanismo de impuestos variables, que bajará el impuesto cuando el aumento del precio de los combustibles sea alto y lo subirá cuando el valor baje. Esto tiene por objetivo atenuar el impacto de las alzas de los precios de los combustibles en el corto plazo.

- Impuesto específico a los alcoholes: Se propone aumentar el impuesto a los alcoholes sobre 40°, de 27% a 40%.

- Impuesto de Timbres y Estampillas: Se propone reducir este impuesto de 0,6% anual actual a un 0,2%.

- Regímenes simplificados de tributación de empresas: se propone la modificación a las normas de renta presunta, en que se establecen límites de ventas más estrictos a las actividades agrícolas, de transporte de carga y de pasajeros, de manera de regular a las empresas que se acojan a este régimen.

COMPARTIR