Con este acuerdo se acentúa el perfil como firma global en la práctica de los seguros, con 32 oficinas alrededor del mundo, detalla el comunicado del despacho. Cinco de ellas en Estados Unidos, en Nueva York, Nueva Jersey, Chicago, Filadelfia y Austin. Por su parte, CMK aportará más de 100 abogados, incluyendo 42 socios.

En Estados Unidos, la nueva firma fruto de la fusión adoptará la denominación de Kennedys CMK. “Tener presencia en Estados Unidos ha sido para Kennedys un objetivo principal en su estrategia de crecimiento desde hace años”, añade el despacho. Su oficina de Miami llevará también el emblema Kennedys CMK y continuará su práctica en derecho americano, actuando como el núcleo principal a nivel regional para los asuntos en América Latina y el Caribe.