En esta ocasión el programa de la jornada se centró en nuevos riesgos que surgen como resultado de los avances tecnológicos, como el coche autónomo o las nuevas coberturas y productos de Vida, los riesgos resultados de la globalización como los relacionados con la industria de la alimentación y las exportaciones. También se trataron otro tipo de riesgos más tradicionales pero que por diferentes motivos están ganando  importancia para el sector asegurador, como los relacionados con las empresas de reciclaje o el problema del derrumbe de edificios.

No faltó un repaso a Solvencia II con el tema del reaseguro estructurado como una alternativa más en la transferencia y gestión de riesgos.

Al final de la  jornada de Madrid el equipo de la reaseguradora dedicó un pequeño homenaje a Javier Picón, que se jubila este verano tras más de dos décadas de servicio en la compañía.