NOMBRE DEL PRODUCTO:
Iuris Familia
NOMBRE DE LA ENTIDAD RESPONSABLE: Allianz Global Assistance
TIPO DE PRODUCTO: Seguro de Defensa Jurídica
FECHA DE LANZAMIENTO:
Marzo de 2013
OBSERVACIONES:

Características

ALLIANZ GLOBAL ASSISTANCE ha lanzado ‘IURIS familia’, nuevo producto de asistencia legal que proporciona a los asegurados y sus familias asesoría y cobertura legal en los procedimientos judiciales, administrativos o arbitrales que deban afrontar en su ámbito personal.

La oferta dispone de una amplia red de abogados en todo el territorio nacional y de todas las especialidades que, “a través de sus despachos, solucionan cualquier incidente que se pueda plantear y garantizan el seguimiento y cobertura de todos los procesos, desde su inicio hasta su resolución final”. Además, ‘IURIS familia’ cuenta con un servicio de asistencia jurídica telefónica a través del cual, un abogado solucionará cualquier duda sobre los diferentes temas legales, sin ningún tipo de límite de consultas.

El nuevo producto incluye también las tasas judiciales vigentes tras la entrada en vigor de la Ley de Tasas Judiciales. Se puede contratar desde 96 euros al año e incorpora a sus servicios la gestión de conflictos a través de la mediación legal. “Una tramitación amistosa, que trata de conseguir, con la intervención de mediadores profesionales, una solución a la controversia sin que sea necesario llegar a la celebración de un juicio”.

ALLIANZ GLOBAL ASSISTANCE cuenta con una amplia red de profesionales juristas que atenderán las necesidades de sus asegurados, quienes podrán seleccionar personalmente el despacho de abogados que prefieren que defienda sus intereses, bien en función de la cercanía, especialidad o atendiendo a las recomendaciones de los profesionales de ‘IURIS familia’.

La aseguradora recuerda que los estudios realizados en el sector muestran que el 57,7% de los españoles ha vivido una problemática de tipo legal que ha afectado a su calidad de vida. A su vez, el porcentaje de ciudadanos que ha visto afectada su calidad de vida es superior cuando la problemática es de tipo laboral (70,4%), relacionada con la administración (70%), o con problemas de familia y sucesiones (68,3%). Además, estos mismos estudios revelan que el 74% de los españoles no busca asesoramiento legal ya que considera que los procesos son largos; un 61,4% manifiestan que se trata de servicios caros, y un 36,4% encuentran que la asesoría legal está reservada para personas con alto poder adquisitivo.

Ventajas del producto

- Un abogado desde la primera llamada. ‘Iuris Familia’ proporciona la tranquilidad y seguridad de que todas las dudas legales que se puedan tener serán tratadas por un abogado especializado, desde la primera llamada y sin límite de consultas. Asimismo, si se requiere un estudio de documentación o revisión de un escrito, se dará la solución en el mínimo plazo adecuándose al tipo de trámite que se plantee.

Y si el conflicto requiere un abogado presencial, se pone a disposición del asegurado un despacho de abogados personal, pudiendo elegir el que esté más cercano a su domicilio o trabajo, o si lo prefiere, se le ayuda a seleccionar el que mejor se adapte a su caso.

- Abogado personal. El producto brinda la posibilidad de contar con un abogado personal, sin límite de consultas y cada vez que se necesite, y que gestionará todos los casos de forma personalizada. Se le podrá llamar siempre que se le necesite, a cualquiera de los miembros de su equipo de 9.00 a 20.00 horas de lunes a viernes. Y si el caso es urgente, se puede contar con un servicio de abogados de urgencia las 24 horas del día, los 365 días del año.

- Abogados en todo el territorio nacional. Se dispone de una lista de despachos de abogados de todas las especialidades, a nivel nacional.

- Límites de indemnización atractivos. ‘Iuris Familia’ ofrece distintos capitales de indemnización por anualidad, para que los honorarios del abogado personal, del procurador y las tasas necesarias se puedan satisfacer.

Asesoramiento jurídico telefónico/mail según condiciones generales.
Asesoramiento presencial, hasta cuatro al año.
De 1.500 a 6.000 euros para defensa y reclamación de derechos relativos a la vivienda.
De 1.500 a 6.000 euros para defensa jurídica como consumidor.
De 1.500 a 6.000 euros para defensa supletoria de responsabilidad civil.
De 1.500 a 6.000 euros para defensa penal.
De 1.500 a 6.000 euros para defensa laboral.
De 1.500 a 6.000 euros para defensa frente a la Administración.
De 1.500 a 6.000 euros para reclamaciones de daños extracontractuales.
De 1.500 a 6.000 euros para reclamaciones en materia de protección de datos.
De 1.500 a 6.000 euros para reclamaciones por incumplimiento de entidades financieras.
De 1.500 a 6.000 euros par defensa fiscal (600 euros cuantía mínima litigiosa).
De 1.500 a 6.000 euros para defensa en caso de separación o divorcio.
Ilimitado para gestiones en materia de sucesiones.
Ilimitado para Servicio de redacción y revisión de documentos legales.

- Acceso a la asistencia legal para toda la familia: cónyuge, hijos menores de edad y aquellos que siendo menores de 23 años no tengan actividad retribuida, así como los legalmente incapacitados. Se resuelven los problemas legales que puedan alterar la vida cotidiana (vivienda, trabajo, sanciones de tráfico, médicos…), incluidos los derivados de un juicio y la defensa por parte de un abogado.

- Asistencia telefónica 24 horas, para temas urgentes.

- Web móvil de acceso a la póliza. ‘Iuris Familia’ pone a disposición una aplicación de consulta a través del móvil a varias funcionalidades: teléfonos de consulta, consultas legales, consultar la póliza o sus condiciones generales.

- Mediación legal. La póliza incorpora la última novedad en materia de resolución amistosa de conflictos, para evitar tener que acudir a un juicio.

Qué incluye ‘Iuris Familia’

- Defensa y reclamación de derechos relativos a la vivienda: reclamaciones por daños causados en la vivienda; reclamaciones a los vecinos por determinadas infracciones; reclamaciones por contratos de servicios de conservación o de mantenimiento de la vivienda; reclamaciones en conflictos con vecinos, y defensa legal en caso necesario; defensa y reclamaciones de intereses frente a la comunidad de propietarios cuando los derechos del asegurado están siendo mermados; defensa de la responsabilidad penal del asegurado en determinados casos en los que puede incurrir como propietario; defensa y reclamación de sus intereses como inquilino en los conflictos que puedan derivarse del contrato de alquiler.

- Defensa como consumidor: reclamaciones por incumplimiento de los contratos de suministro de agua, gas, electricidad y teléfono contratados para su uso exclusivo no profesional; reclamaciones por incumplimiento de los contratos de arrendamiento de servicios (prestados por abogados, procuradores, notarios, registradores de la propiedad y gestores administrativos; servicios médicos y hospitalarios; servicios de viajes, turísticos y de hostelería; servicios de enseñanza y transporte escolar; servicios de limpieza, lavandería y tintorería; servicios de mudanzas; servicios técnicos oficiales de reparación de electrodomésticos, expresamente autorizados por el fabricante; servicios de reparación defectuosa efectuada en talleres autorizados; servicios de custodia, depósito o transporte de vehículos); reclamaciones por incumplimiento de contratos de compraventa de bienes muebles que se hayan adquirido para uso privado y particular, tanto de manera presencial, como a distancia, siempre y cuando el vendedor sea una entidad jurídica que tenga su domicilio social en España.

Para poder hacerse cargo de estas reclamaciones, será necesario que el importe de la misma sea superior a 150 euros (cuantía mínima litigiosa).

- Defensa supletoria de la responsabilidad civil: con esta garantía se tendrá resuelta la defensa de la responsabilidad civil en los procedimientos tanto penales como civiles, a consecuencia de situaciones que se produzcan en el ámbito de la vida particular cuando: no exista seguro de RC; existiendo seguro de RC, éste no surta efecto por encontrarse en situación de descubierto, rechazo o insolvencia de la aseguradora, siendo por tanto causa no imputable al asegurado; o ante la reclamación contra el asegurado, por parte de la aseguradora de RC, en el ejercicio de su derecho de repetición de las indemnizaciones pagadas al perjudicado o a sus herederos.

- Defensa penal: la póliza garantiza la defensa de la responsabilidad penal, en los juicios de faltas que afecten a la vida particular, así como aquellos procedimientos en los que se tengan que ejercitar las acciones penales que correspondan como denunciante o querellante cuando se resulte perjudicado por un delito o falta.

- Defensa laboral como empleado: se garantiza la defensa y reclamación de los intereses del asegurado en los conflictos individuales de trabajo con la empresa privada u organismo público donde se preste servicios, por incumplimiento de las normas contractuales y que deban realizarse necesariamente ante los organismos de conciliación y la jurisdicción social.

- Defensa laboral como empleador: se garantiza la defensa de los intereses frente a reclamaciones planteadas por empleados del hogar, siempre que estuvieran dados de alta en el Régimen de la Seguridad Social que les corresponda.

- Defensa ante la Administración: ‘Iuris Familia’ garantiza la defensa frente a procedimientos administrativos que pueda abrir la Administración contra el asegurado en el ámbito de su vida privada, relacionados con las siguientes materias:

a) Gestión y tramitación de los escritos de descargo y recursos que procedan en la vía administrativa contra sanciones provenientes de infracciones de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, y demás disposiciones reguladoras del Tráfico que se atribuyan al asegurado y que puedan llevar aparejadas sanciones económicas o privación del carné de conducir.

b) Normativa urbanística municipal relativa a la instalación de cerramientos exteriores en terrazas-ático, instalación de toldos, pérgolas o instalaciones de persianas.

c) Realización de obras de reforma o de nueva construcción, o en procedimientos relacionados con la normativa municipal relativa a ruina de inmuebles, para mantenerlos en condiciones de seguridad o salubridad.

d) Normativa sobre ordenanzas municipales reguladoras de la tenencia de animales domésticos.

Esta cobertura comprenderá siempre la vía administrativa. La vía contencioso-administrativa solo quedará cubierta cuando la cuantía de la sanción sea superior a 600 euros; para este supuesto no será de aplicación el mínimo litigioso de 150 euros.

- Reclamación de daños extracontractuales: se garantiza la reclamación de las indemnizaciones correspondientes por los daños corporales y materiales, así como perjuicios patrimoniales derivados de los citados daños, sufridos en el ámbito de la vida privada y familiar, ocasionados por terceros identificados por imprudencia o dolo.

- Reclamaciones de protección de datos personales: se garantiza la reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos de los derechos del asegurado siempre que alguien haya incumplido la normativa de protección de sus datos.

- Reclamación por incumplimiento de entidades financieras: se garantiza la reclamación de los derechos del asegurado frente al incumplimiento, por parte de entidades financieras, bancarias, aseguradoras, de los contratos que tenga concertados o de los que sea beneficiario en el ámbito de su vida particular.

- Defensa fiscal: se cubre la defensa frente a la Administración Tributaria en relación con el impuesto sobre la renta de las personas físicas, incluso si es necesario impugnar una resolución tributaria en vía judicial y extrajudicial. En estos casos está cubierto cuando el importe que genera el motivo del cambio es superior a 600 euros.

- Gestiones de sucesiones: se realizan las gestiones necesarias para la obtención o tramitación de la siguiente documentación administrativa, siempre y cuando se encuentre en registros, organismos o instituciones situadas en territorio español: certificaciones del Registro Civil, en extracto o literal, de defunción, nacimiento y matrimonio o convivencia, registro de parejas de hecho, fe de vida y cualquier otro que se estime necesario para la preparación de la declaración de herederos; certificado de actos de última voluntad; baja del asegurado fallecido como usuario del sistema público sanitario y/o como pensionista del Instituto Nacional de la Seguridad Social o del correspondiente Organismo de la Comunidad Autónoma y altas del cónyuge y otros beneficiarios; fe de vida; certificado de contratos de seguro de cobertura de fallecimiento; tramitación de la carta de pago; liquidación del impuesto de sucesiones; anotación de fallecimiento en el Libro de Familia; certificado municipal de convivencia con el asegurado; certificación del Registro de Uniones de Hecho; copia del último testamento otorgado por fallecido.

Queda también cubierta toda la información, asesoramiento y gestiones necesarias para la realización del testamento vital (o declaración de instrucciones previas).

En los casos en los que sea imprescindible la presencia de los herederos, la compañía limitará la prestación al asesoramiento necesario para la obtención de la documentación indicada.

La obtención de la documentación administrativa detallada se realizará atendiendo a la petición realizada por los beneficiarios del asegurado fallecido y será única para cada siniestro.

En ningún caso está comprendida dentro del ámbito de esta cobertura la obligación para la compañía de asumir o intervenir en procedimientos administrativos, judiciales, extrajudiciales o arbitrales.

- Defensa en caso de separación o divorcio: se garantiza la asistencia jurídica o el reembolso del importe de los honorarios y gastos en los que se haya incurrido, derivados del procedimiento civil de separación o divorcio, hasta el límite establecido, correspondiendo como máximo la mitad a cada uno de los cónyuges al ser ambos asegurados por la póliza.

Esta garantía no entrará en vigor en caso de que existiera separación de hecho de los cónyuges, con anterioridad a la fecha de efecto de la póliza.

Para que esta garantía tenga efecto, será necesario que la póliza tenga una antigüedad de 12 meses.

- Redacción y revisión de documentos legales 1: incluye la redacción únicamente de los documentos incluidos en este punto, así como la revisión y estudio de los mismos documentos, cuando se faciliten: compraventa de vivienda (contratos de señal y compraventa; cartas de reclamación por retrasos en la entrega de la vivienda o por defectos o vicios ocultos en la misma; examen de las notas simples del Registro de la Propiedad y otra documentación facilitada al asegurado a fin de verificar el estado de cargas y embargos del inmueble, así como su titularidad; revisión de la minuta pro forma de la escritura de compraventa con carácter previo a su otorgamiento ante notario; revisión de la minuta pro forma de la escritura de constitución de hipoteca, subrogación y cancelación con carácter previo a su otorgamiento ante notario); alquiler de vivienda (contrato de arrendamiento; cartas de reclamación del arrendador al arrendatario por realización de obras no consentidas, por falta de pago de la renta, subarriendo no consentido; cartas de reclamación del arrendatario al arrendador para que realice obras necesarias en la vivienda; cartas relativas a la actualización de la renta y a la prórroga del contrato de arrendamiento); comunidad de propietarios (carta al presidente de la comunidad solicitando la inclusión de un determinado punto en el orden del día de una Junta; carta al presidente de la comunidad manifestando su oposición a un acuerdo tomado en junta de propietarios); carta al secretario de la comunidad solicitando documentación de la comunidad (estatutos, normas de régimen interno, acta de alguna junta).

- Redacción y revisión de documentos legales 2: consumo (cartas de reclamación por cobros indebidos o por incumplimiento de contrato o de los periodos de garantía a: empresa constructora o promotora, empresas de reforma, empresas de reparación de electrodomésticos o de otros bienes, canales de televisión de pago, empresas de telefonía, empresas suministradoras de electricidad, gas, y agua, tintorerías, talleres de reparación de vehículos, concesionarios de vehículos; cartas de reclamación a bancos por cobro de comisiones indebidas, por incumplimiento de contrato, cláusulas abusivas también para entidades aseguradoras; escritos de reclamación ante el Banco de España o Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones; cartas de reclamación por adquisición de bienes a través del teléfono o de Internet, por cobros indebidos, devolución del producto, falta de entrega del producto, defectos del producto adquirido; denuncias a oficinas públicas de consumo, solicitudes de arbitraje; contrato de compraventa de vehículos); servicio doméstico no perteneciente a la Unión Europea (oferta de trabajo y contrato de trabajo); laboral (escritos y comunicaciones de los trabajadores de la empresa, en el ámbito de las relaciones laborales); fiscal (solicitud de ingresos indebidos y solicitud de fraccionamiento y aplazamiento de deudas tributarias).

- Gastos cubiertos por ‘Iuris Familia’: las tasas, derechos y costas judiciales derivadas de la tramitación de los procedimientos cubiertos por la póliza; los honorarios y gastos de abogado y procurador, cuando resulte preceptiva su intervención en un procedimiento cubierto por la póliza; los honorarios y gastos de peritos designados o autorizados por la compañía; los gastos notariales y de otorgamiento de poderes para pleitos, así como las actas, requerimientos y demás actos necesarios para la defensa de los intereses del asegurado.