La unidad, que se especializa en ofrecer cobertura de seguros para proyectos de gigantes corporativos en segmentos de alto riesgo, como petróleo, gas e infraestructura, tiene ingresos de cerca de 1.700 millones de reales anuales (723 millones de dólares) y clientes entre los que figuran la petrolera estatal Petróleo Brasileiro SA, publicó Valor.

Según la misma fuente algunas de las 10 aseguradoras a las que Itaú ha contactado para la venta son ALLIANZ SE, AXA, GENERALI y ZURICH INSURANCE GROUP AG.

Asimismo, Itaú planea mantener las unidades de seguros personales y minoristas, que según explica han tenido ingresos más estables y mayores retornos que el segmento de seguros de alto riesgo, publica también Valor. Aunque el retorno sobre capital en la división de alto riesgo oscila cerca de un 10%, en el caso de la unidad minorista y personal es de alrededor de un 30%, informó el periódico.

Esta venta se materializaría cuando los proyectos de infraestructura relacionados a la organización de la Copa Mundial de fútbol del 2014 y a los Juegos Olímpicos del 2016 comenzaron más tarde de lo esperado. Asimismo, el Gobierno licitó derechos para operar carreteras, ferrovías y puertos un año más tarde. Itaú también quiere deshacerse de la unidad debido a que los contratos lo fuerzan a asumir pólizas de riesgo para las reaseguradoras con las que trabaja, afirma 'Valor'.