[José Luis Cendrero]

P.- IRE, anuncian, se basa en “estándares de reparación 100% demostrables y objetivos”. ¿Cómo han elaborado los baremos de mano de obra que utilizan en IRE? ¿Qué criterios han seguido para su estandarización y de dónde proceden esos datos?

Javier Velasco.- IRE o estimador inteligente de reparaciones es una patente exclusiva de Audatex y se ha desarrollado en el Solera Technology Center (STC) en colaboración con centros de investigación de aseguradoras que trabajan estrechamente con Audatex en todo el mundo.
El punto de partida es aprovechar la experiencia directa que un grupo de expertos en técnicas de reparación de automóviles realizaban sobre un mismo siniestro. Ellos plasmaban sus resultados en valiosos estudios que no obtenían la difusión apropiada, nosotros queríamos aprovecharlos y ofrecerlos al mercado. Curiosamente, en sus estudios ninguno de ellos coincidió en el mismo resultado, siendo el tiempo de reparación el punto en el que se produjeron más discrepancias. Por este motivo hemos creado el IRE para unificar criterios, estandarizar los tiempos de reparación y conseguir una herramienta de mayor diálogo entre peritos y talleres.
Una vez sintetizada e interpretada toda la experiencia de los expertos que participaron en la investigación, trasladamos esa información a una aplicación informática para así poder dar una única respuesta, imparcial, a la pregunta de cuánto cuesta reparar una pieza.

P.- Tres años de desarrollo y uno de rodaje en el mercado. ¿En qué puede mejorar aún la herramienta?

Javier Velasco.- Las técnicas de reparación evolucionan, al igual que las herramientas que emplean los talleres. Estos cambios obligan al mercado a actualizarse constantemente. Por supuesto, también es necesario incorporar los nuevos modelos que se lanzan al mercado; ahora hemos arrancado con una base inicial de 600 modelos, que iremos ampliando progresivamente.
Además, cuando se extienda el uso de IRE deberemos aumentar el número de piezas incluidas en el sistema. Y a todo esto hay que sumar que la tecnología y la capacidad de procesado de los ordenadores avanzan a un ritmo vertiginoso, por lo que ya estamos trabajando en sistemas de reconocimiento e interpretación de daños partiendo de imágenes. Estamos seguros de que en pocos años la evaluación de las reparaciones será muy diferente a la actual.

UN AÑO DE RODAJE

P.- Desde que el 5 de abril presentaron el IRE (Intelligent Repair Estimator), ¿cuál está siendo la acogida en el sector asegurador?

Javier Velasco.- Es cierto que el lanzamiento ha sido apenas hace unos días pero lo cierto es que llevamos ya un año de piloto con aseguradoras y talleres. La acogida está siendo buena porque las compañías de seguros siempre han apostado por introducir métodos objetivos de medida, y no sólo en la valoración de daños. El sector asegurador está muy tecnificado y, por lo tanto, busca herramientas que le permitan desarrollar su actividad de la forma más fiable posible. De este modo, aprecian los ahorros en la gestión que IRE les aporta, así como las nuevas vías para la gestión y el seguimiento de una gran parte de los siniestros.

P.- ¿Y entre los talleres y peritos? Porque pueden entender que se desconfía de su labor…

Javier Velasco.- Sabemos que la disparidad de criterios entre peritos y talleres existe pero IRE es, como decía, una herramienta para el diálogo. Hasta ahora, la acogida ha sido buena entre los talleres porque la reparación gana en calidad con el IRE y además simplifica su trabajo diario. Es cierto que los peritos están mostrando más recelos ante este nuevo sistema, lo entendemos, pero creemos que según vayan comprendiendo las bondades de esta herramienta, se acabará extendiendo su uso; hablamos de que pueden aumentar su productividad diaria entre un 10% y 15%. También hay que considerar que la teleperitación lleva años creciendo, por lo que el campo ya está abonado para este tipo de herramientas.

P.- ¿Cuáles son las previsiones que tienen de utilización de este nuevo servicio en España?

Javier Velasco.- Las previsiones son altas, aunque somos conscientes de que es difícil romper determinados hábitos y costumbres. Pero como ya hemos comprobado en ocasiones anteriores, el sector asimila rápidamente todo aquello que le aporta valor, y nosotros sabemos que IRE lo hace. Nuestra previsión es que en un plazo inferior a un año, más del 25% de las piezas reparadas hayan sido valoradas con el IRE.

P.- ¿En qué sector esperan que tenga una mejor acogida y más rápida adopción?

Javier Velasco.- Salvando las reticencias comprensibles que pueda tener cada una de las partes, esta herramienta, como decía, está teniendo buena acogida, pero quizá la adopción sea más rápida por parte de los talleres que realizan presupuestos para las aseguradoras. Estamos seguros de que estos talleres usarán IRE como garante de la calidad e imparcialidad de su presupuesto. Y esto es así porque una de las grandes ventajas de IRE es que se puede verificar fácilmente que los daños valorados concuerdan con los que realmente presenta el vehículo. Además, el taller apenas tiene que cambiar su dinámica de trabajo.

P.- Brevemente, díganos qué ventajas pueden obtener con la utilización de IRE: las aseguradoras…

Javier Velasco.- Les permite estandarizar todos los aspectos de la valoración de daños y les facilita el acceso a nuevas formas de gestión del siniestro, aumentando la precisión de las valoraciones y reduciendo los costes. Asimismo, es una herramienta de control del fraude ya que permite auditar un presupuesto de forma gráfica, pues debe haber una equivalencia entre la fotografía del daño y el daño evaluado. Además, permite contar con un histórico de situación del daño en una pieza.

P.- Los talleres…

Javier Velasco.- Simplifica su trabajo al poder realizar una estimación de daños correcta y también reduce el tiempo de negociación con el perito. Al hacer reparaciones de mejor calidad, los talleres ganan en fiabilidad y así pueden optar a más encargos de las aseguradoras.

P.- Los peritos…

Javier Velasco.- Reducen en una media de siete minutos el tiempo de peritación, lo que les permite tomar decisiones más rápidas en el taller y aportar más valor en las reparaciones más complejas.

P.- Y los usuarios y los asegurados…

Javier Velasco.- Les permite conocer el presupuesto de la reparación en el momento en el que lleva su coche al taller, así como el plazo de entrega que, lógicamente, se acorta.

INNOVACIÓN

P.- En época de crisis, ustedes optan por invertir en innovación: más de 300 millones de euros desde el inicio de la crisis. ¿Por qué han mantenido esta estrategia?

Javier Velasco.- En Audatex siempre creemos que la innovación es un motor básico del crecimiento, por eso cada año destinamos más de 70 millones de euros a investigar. Hemos seguido esta estrategia porque nos ha permitido consolidar una oferta de servicios y productos que aportan una alta rentabilidad a los sectores asegurador y posventa en España, y que cuenta con la tecnología 3D y el IRE como los ejemplos más recientes. Y seguiremos manteniéndola, aumentando este año un 20% los fondos dedicados a crear productos cada vez más rentables.

P.- ¿Están logrando los resultados que esperaban?

Javier Velasco.- Sí, lo estamos consiguiendo, tanto a través de la innovación desarrollada por la propia Audatex como por la veintena de compañías que adquirimos en los últimos cuatro años para diversificar nuestro negocio y crear sinergias. A esa tarea hemos dedicado más de 600 millones de euros y creemos que ha valido la pena porque ahora mismo estamos creciendo en un mercado deprimido. Además, gracias a esta estrategia hemos reforzado nuestra actividad y apuesta por el mercado español, al que hemos sido fieles desde hace más de 30 años.

P.- Por cierto, hace un año presentaron la tecnología 3D, que utiliza IRE. ¿Cuál es su valoración de la acogida que ha tenido?

Javier Velasco.- Las cifras hablan por sí solas ya que en poco más de un año la valoración con tecnología 3D ha alcanzado una tasa de uso del 97%-98%. El sector lo ha acogido de forma generalizada porque hasta ahora ningún sistema ha podido representar con el mismo grado de realismo los daños producidos en el vehículo. Esperamos que el IRE, que se basa precisamente en esta tecnología 3D y de identificación de materiales, coseche el mismo éxito.