Dicho encuentro se enmarca en las actuaciones derivadas del Convenio de Colaboración en el ámbito del Plan de Educación Financiera, suscrito por ambas entidades junto con el Banco de España y la CNMV.

Durante la mesa redonda se debatió sobre los motivos de su gestación, los orígenes de los planes de pensiones en las compañías y su evolución, así como diversos aspectos prácticos de su funcionamiento, las dificultades que experimentan en su operativa, la ausencia de estímulos fiscales a su promoción y su excelente valoración por parte de los trabajadores incorporados.

El presidente de CEPYME, Antonio Garamendi, inauguró la jornada aludiendo a que una de las reformas más importantes pendientes de acuerdo es el sistema de pensiones, para garantizar la sostenibilidad del mismo, siendo una de las medidas pendientes el impulso de la previsión social complementaria, la cual "requiere la adopción de medidas de impulso y potenciación, mediante una fiscalidad estable, una mayor flexibilidad en la utilización de los productos, incluso con la incorporación de las pymes a planes individuales, siguiendo pautas de los países de nuestro entorno", aseveró.

Además, indicó que la sostenibilidad del crecimiento económico en el medio y largo plazo y la viabilidad financiera de los sistemas públicos de protección social dependen, en gran medida, la capacidad competitiva del conjunto de la economía, y en particular de sus empresas.

Sistema de Empleo de adscripción por defecto

Ángel Martínez-Aldama, presidente de Inverco, clausuró el encuentro haciendo hincapié en la necesidad de un plan de actuación conjunto en materia de pensiones en el que cobren protagonismo el sistema público y el sistema privado, los dos pilares en los que han de descansar las pensiones futuras, y que incluya las medidas a adoptar para garantizar la sostenibilidad del sistema y su suficiencia.

Entre las medidas de dicho plan de actuación se refirió a la información sobre la futura pensión pública estimada, la mejora del régimen fiscal de los Planes de Pensiones y el desarrollo de un sistema de Empleo de adscripción por defecto, de especial relevancia en el ámbito de las pymes, teniendo que cuenta que, pese a que estas empresas generan dos tercios del empleo en España, menos de un 1% de los trabajadores dispone de un plan de pensiones de Empleo.