Con este servicio, la compañía de asistencia se compromete a enviar un profesional, en un plazo inferior a tres horas, en caso de falta de energía eléctrica total o parcial en el domicilio o local del cliente hasta su reposición, cubriendo el servicio tanto el desplazamiento como la mano de obra y los materiales empleados, hasta un límite de 552 euros anuales. Asimismo, también informará a Iberdrola y al órgano competente de la Administración “en los casos en los que durante la reparación se detecten instalaciones que no cumplan con la normativa vigente o representen un peligro manifiesto”.

Desde Inter Partner Assistance se contempla este acuerdo como la confirmación de “su liderazgo como empresa multiespecialista líder en la prestación de servicios de asistencia en España y su alianza con las grandes empresas de todos los sectores a nivel nacional e internacional”.