La federación da a conocer que, al adoptar el último informe final del Libro Verde de la Comisión Europea sobre el seguro para catástrofes naturales y de origen humano, los diputados han señalado que no hay justificación para la introducción en toda la UE de una cobertura obligatoria para este tipo de riesgos.

“Apoyamos este punto de vista y estamos de acuerdo con el informe del Parlamento sobre la importancia de fomentar la prevención, la sensibilización de riesgos y la mejora de la recopilación e intercambio de datos”, señala la organización paneuropea en su comunicado.