En su alocución ante la audiencia, la directora general de Insurance Europe, Michaela Koller, indicó que "el enfoque basado en el riesgo permitirá a las aseguradoras asignar eficazmente sus recursos monetarios contra el lavado de dinero. Esto es especialmente importante para las aseguradoras, ya que algunos productos de seguros están en riesgo de ser utilizados para el blanqueo de capitales".

Insurance Europe también ha acogido con satisfacción el hecho de que la Comisión haya seguido el criterio adoptado por la Fuerza Especial de Acción Financiera (FATF en sus siglas en inglés) en la aplicación de los distintos requerimientos para la industria de seguros de vida, admitiendo así los distintos perfiles de riesgo del sector y reconociendo que algunos términos tienen distintos significados para los seguros de Vida que, por ejemplo, para la banca. Sin embargo, también considera que se necesitarán futuros esfuerzos para permitir el cumplimiento efectivo de la Directiva. Por ejemplo, existe un riesgo de contradicción entre la propuesta de Directiva y el Reglamento de Protección de Datos, que actualmente se encuentra aún en discusión.

"Las aseguradoras no deberían ser forzadas a escoger entre cumplir con las normas de protección de datos o sus obligaciones de lucha contra el blanqueo de capitales", dijo Koller. Insurance Europe sugiere, por lo tanto -ya que no debe haber contradicciones entre la normativa de protección de datos y la propuesta contra el lavado de dinero-, que se incluya una lista en la versión revisada de la Directiva Anti Blanqueo de Capitales, indicando las acciones permitidas en materia de impuestos contra el lavado de dinero. Es más, Insurance Europe subraya la necesidad de mantener la coherencia en la aplicación del marco de la propuesta contra el lavado de dinero a través de la UE. Por esa razón, las autoridades supervisoras europeas deben dar las directrices antes de la transposición de la Directiva a la legislación nacional.