“Para las aseguradoras, la cuestión fundamental es reflejar debidamente la presentación de los cambios de valor actuales en los informes de resultados con el fin de que la posición financiera y el rendimiento de las aseguradoras sean comprensible para los inversores. Esto debería reducir el coste del capital de las compañías y facilitar su apoyo a la inversión a largo plazo en Europa. Las compañías de seguros son en su mayoría inversores a largo plazo, por lo que es importante reflejar el rendimiento en las ganancias. Para lograr una base sólida para la contabilización de la diversidad de los productos de seguros, son necesarios más ajustes en las propuestas actuales. En particular, se requieren soluciones adecuadas y operativas”.

Insurance Europe señala que el proyecto de Contrato de Seguro y el proyecto de Instrumentos Financieros Intrarrelacionados (IFRS 9) son de vital importancia para la industria aseguradora. “El principal desafío para el IASB es garantizar una presentación adecuada y transparente de los modelos de negocio de seguros que están inherentemente orientados a largo plazo”, concluye.