“La obligación de los procedimientos de rotación de las firmas de auditoría descuidan la complejidad de entidades multinacionales con filiales nacionales y extranjeras dentro y fuera de la UE. Todas ellas estarían sujetas a diferentes disposiciones de rotación, porque el acuerdo permite que los Estados individuales tengan regímenes de rotación más cortos que los del Reglamento general. Las filiales no deben tener rotaciones más cortas que la empresa matriz”, explica Insurance Europe en su comunicado.

Además, las restricciones en el texto a las tasas por servicios distintos de los de la auditoría “deben aclararse”. “No queda claro si el tope para estos honorarios del 70% de las tarifas medias por servicio de auditoría pagadas en los últimos tres ejercicios consecutivos se aplica a nivel de entidad o grupo. Defendemos que esta restricción se aplique solo a nivel de grupo. Esto estaría en consonancia con las estructuras de gobernanza a nivel de grupo y evitaría que las operaciones se distorsionen en las filiales”, añade Insurance Europe.