"En particular, es importante para los partícipes y los beneficiarios comprender la naturaleza del producto que se ofrece y los riesgos a los que se enfrenta. Es bueno ver que el acuerdo a tres bandas requerirá que las IORPs aseguren un buen nivel de transparencia que contribuya a esos objetivos", añade.

"Dicho esto, el acuerdo a tres bandas es preocupante ya que no garantiza una respuesta reguladora coherente frente a los casos de falta de financiación de las actividades transfronterizas de las IORPs, lo que implica un riesgo de arbitraje regulatorio. Por lo tanto, es de vital importancia que los Estados miembro tomen las decisiones correctas en la aplicación de la directiva con el fin de proteger las pensiones de jubilación de los ciudadanos de la UE", concluye.