El investigador Isaac Maldonado ha manifestado a La Discusión que “este trabajo se orienta al diseño de un nuevo sistema de seguros que hoy no se encuentra en Chile y que mediante este proyecto financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo, podemos tener la transferencia de la experiencia que hoy existe en España en esta modalidad”.

Explica Maldonado que es un seguro indexado (al hacerlo se hace asociado a un índice que está relacionado con una condición climática) donde se tiene en cuenta la sequía en la zona interior en relación a la producción de pasto para la producción ovina. Esto haría el seguro “de muy fácil aplicación, ya que no se debe esperar la acción de un liquidador de seguros, sino que éste actúa de manera inmediata si se dan las condiciones específicas de acuerdo a este índice. No es la aseguradora ni el asegurado quiene determinan si se paga o no, sino el comportamiento de ese índice, que por ejemplo, se podría asociar a la pluviometría”, añade.

PRIMERA FASE DE TRABAJO

El primer paso para llevar a cabo el proyecto es realizar un mapa de riesgo donde se identifican las áreas homogéneas del secano interior y los distintos comportamientos para mitigar los riesgos. Esta fase concluirá el próximo 30 de marzo. Posteriormente, con el mapa se acude a las compañías aseguradoras para calibrar las variables asociadas, las primas y los montos a asegurar.

Según los resultados que se obtengan, esta modalidad de seguro se podría implementar también en otras partes del país, según Maldonado, que también cree que el proyecto responde a un cambio de mentalidad: “antes ante una catástrofe climática la metodología era que en ese momento se dictaba un decreto que actuaba cuando ya se había causado el daño. Ahora lo que se busca es tener el manejo del riesgo climático, que no hace desaparecer la catástrofe, pero sí mitiga el impacto de ese evento extremo”.