ING tiene previsto dejar de operar en 10 de los 48 países en los que actualmente está presente, dentro de su plan de racionalización y reducción de costes.  El consejero delegado del grupo holandés, Jan Hommen, ha confirmado algunos de los detalles de este plan en el transcurso de una conferencia bancaria celebrada en Francfort, informa Europa Press. Precisó que se contempla la venta de entre 10 y 15 negocios no estratégicos, lo que podría reportarles unos ingresos de entre 6.000 y 8.000 millones de euros. Indicó, en todo caso, que la venta de estos negocios no estratégicos se llevaría a cabo en un periodo de tres a cinco años, "si las condiciones del mercado lo permiten", matizó.

ING ya adelantó hace unos meses, su intención de reestructurar su plantilla y aumentar sus desinversiones en actividades no estratégicas. En este sentido, muestra su intención de reducir sus actividades de banca comercial en Ucrania, mientras que examinará sus operaciones de seguros en China y Japón. Por contra, planea fortalecer sus operaciones en Polonia, Rumanía y Turquía.

Por otro lado, Hommen destacó durante esta conferencia que el grupo ha logrado ya una reducción de costes de 231 millones de euros, lo que representa casi el 25% del objetivo de 1.000 millones de euros fijado para 2009.