La estrategia de la aseguradora en su nueva etapa de identidad propia “pasa por invertir para estar más cerca de los clientes y potenciar el enfoque asegurador de nuestro negocio”, afirma Buijs, que destaca que la entidad ha obtenido un volumen de primas de 320 millones de euros en los nueve primeros de 2013, con un incremento de 9,27% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente.

La aseguradora está inmersa en un proyecto para ampliar lo que denomina ‘puntos naranjas’, una red que actualmente está formada por 55 agentes y que llegará hasta 80, aunque esta cifra puede variar en función de las necesidades que detecte la compañía. “Son delegados naranjas que trabajan como mediadores de la compañía en ciudades pequeñas con entre 20.000 y 80.000 habitantes”, explica el directivo. Están adscritos a alguna de las cuarenta oficinas en provincias de mayor tamaño, que integran la red propia de la aseguradora, que engloba a otros 1.100 agentes. La entidad mantiene el canal de ventas para colectivos (employee benefits) que cuenta entre sus clientes con 16 de las 35 empresas del Ibex.