Con más detalle, las cuentas del grupo holandés muestran una caída del 34% en el resultado operativo de su división de seguros, hasta 1.095 millones. Los ingresos por primas brutas se elevan en el año hasta 20.277 millones de euros (27.290 millones de dólares), en el mismo nivel que en 2011.

“En el negocio de seguros, los bajos tipos de interés y las acciones para reducir el riesgo han presionado a la baja la rentabilidad de las inversiones, pero los resultados subyacentes se recuperan cuando en el mercado disminuyen”, valora Jan Hommen, CEO del grupo, en un comunicado.

OPV del negocio de seguros en Estados Unidos

“2012 fue un año de transformación para ING, ya que trabajamos de manera decisiva en la reestructuración del grupo, preparando el banco y las compañías de seguros para futuros independientes”, señala Hommen. “En el cuarto trimestre, anunciamos dos desinversiones importantes en el negocio de seguros y gestión de activos en Asia.

Además, hemos presentado la declaración de registro para la oferta pública de venta de acciones (OPV) para nuestro negocio de seguros en Estados Unidos, y llegamos a un acuerdo con la Comisión Europea, que nos da más tiempo y una mayor flexibilidad para la reestructuración”, detalla.

Coincidiendo con la presentación de sus cuentas anuales, ING dio a conocer que recortará 2.400 empleos en sus operaciones de Holanda y Bélgica. Unido al anuncio realizado en noviembre, eleva el total de bajas en los últimos 15 meses a 7.500, aproximadamente el 9% de la plantilla total del grupo holandés a finales de diciembre. 

COMPARTIR