SWISS RE lanzó ayer un estudio en el que recoge una serie de recomendaciones para mejorar el reconocimiento de las técnicas de mitigación del riesgo en la Directiva marco de Solvencia II como medida para mejorar la gestión eficiente del capital. En este trabajo, titulado ‘La fórmula estándar de Solvencia II: consideración del reaseguro No Vida’, el grupo suizo indica que, para las aseguradoras No Vida, garantizar que el reaseguro no proporcional esté apropiadamente reconocido debe ser una prioridad clave en el nuevo sistema de solvencia.

El estudio de SWISS Re pretende ser una ayuda para que las reaseguradoras y sus clientes se adapten al nuevo entorno regulatorio. “Solvencia II ofrece incentivos para una sólida gestión del riesgo y del capital y proporciona la mejor protección para los asegurados. Esto crea un marco prudente que refleja con más exactitud los riesgos asumidos por las compañías”, comenta Raj Singh, responsable de Riesgos (CRO) de SWISS RE.

La fórmula estándar actualmente está siendo calibrada por una serie de Estudios de Impacto Cuantitativos (QIS) para evaluar el impacto financiero de Solvencia II. Los resultados muestran que los contratos de reaseguro proporcional están totalmente reflejados en la fórmula estándar, llevando a una ayuda de capital de las exigencias de capital de solvencia de las firmas. Sin embargo, el informe de SWISS RE advierte que para el reaseguro No Vida no proporcional, en el caso de exceso de pérdida y tratados, por ejemplo, la fórmula estándar falla en el reconocimiento de las ventajas económicas de estas estructuras. Una mejor alternativa que plantea el estudio es el uso parcial o completo de modelos internos para producir una estimación más exacta del capital requerido.