En las próximas décadas, según revela el estudio, China e India estarán en la cresta de la ola urbanizadora. Asia y África verán el mayor aumento de los índices de urbanización, así como de población urbana. “Del incremento total de la población urbana mundial entre 2011 y 2030, se estima que India representará el 16 %, es decir, 218 millones de personas, y China el 20 %, es decir, 276 millones de personas”, afirma Amit Kalra, coautor del informe sigma.

Una característica destacada de la urbanización será el rápido crecimiento de las ciudades pequeñas y medianas junto con el desarrollo en curso de aglomeraciones urbanas. En 2011, un 73,5% de los 3,6 millones de habitantes de las ciudades estarán se encontrarán en los mercados emergentes, de estos China y la India tendrán una participación del 30%. Las tasas de urbanización son muy variables, desde un 36% a 43% en el África subsahariana y Asia emergente, respectivamente, al 80% en América Latina (en concreto un 92% en Argentina).

Según el estudio de SWISS RE el ritmo de la urbanización en los diferentes mercados emergentes probablemente se desviará, con una clara desaceleración en las regiones más urbanizadas de Europa del Este y de América Latina y más rápido crecimiento en Asia y África. En conjunto, India y China contribuirán un 37% en el incremento mundial. Para 2050, China tendrá la población urbana más grande del mundo, seguida por la India, así como otros mercados emergentes, entre ellos Nigeria, Indonesia, Pakistán y Brasil, que también tendrán una expansión urbana significativa.

EL SEGURO ENCONTRARÁ NUEVAS OPORTUNIDADES

La necesidad de acomodar poblaciones urbanas siempre crecientes en los mercados emergentes supondrá enormes inversiones en infraestructura, estimadas en 43.000 millones de dólares entre 2013 y 2030, y generará previsiblemente 68.000 millones en primas de cobertura de construcción. Además, apunta el informe, el desarrollo de aglomeraciones urbanas/industriales y el aumento de las instalaciones de producción probablemente impulsarán la demanda de seguro comercial. También deben beneficiarse los ramos de aviación, ingeniería y responsabilidad.

El aumento de los niveles de ingresos y de propiedad de activos generados por la urbanización debe impulsar un fuerte crecimiento en los ramos de seguro personal de No Vida, incluyendo Automóvil y Hogar. En 2012, el seguro de automóvil supuso el 45% del total de las primas de no vida suscritas en los mercados emergentes y se prevé un crecimiento todavía mayor, basado en la ampliación de la clase media y el incremento de la demanda de servicios logísticos a gran escala.

La principal oportunidad para el mercado (re) aseguramiento se producirá en los emergentes asiáticos, donde el índice de urbanización es más bajo que en Latinoamérica y en Europa Central y del Este.

El ramo del seguro de Vida también puede resultar beneficiado. Los mayores niveles de educación y formación financiera asociados con el entorno urbano respecto a la vida rural pueden facilitar la venta de soluciones de seguro de vida más complejas, como productos de acumulación y distribución de riqueza. «El seguro de vida tradicional, como el seguro temporal de vida, también se comportará mejor, a medida que las familias deseen proteger el flujo de ingresos del principal sostén económico de la familia», añade Kurt Karl, economista jefe de SWISS RE. El mayor índice de participación de la mujer en el trabajo abre un segmento de nuevos clientes futuros para los productos de seguro de Vida.