El costo del siniestro, según estimaciones actualizadas INBURSA, asciende a 34 millones de dólares por los daños directos al edificio. Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), explicó que para liquidar algún siniestro tiene que existir una determinación exacta sobre la causa de éste, y una vez que se analiza, se debe determinar si entran las coberturas de la póliza o no.

“Es razonable que la aseguradora tarde en pagar, porque es una averiguación compleja. Está esa discusión sobre el origen de la explosión y tienen que acabarse de deslindar responsabilidades”, explicó Arias Jiménez en información de ‘El Economista’.

A.M. Best afirma la calificación de SEGUROS INBURSA

A.M. Best ha afirmado la calificación de fortaleza financiera de ‘A’ y la calificación de la emisión de crédito de ‘a’ de SEGUROS INBURSA, que pertenece a Grupo Financiero Inbursa. La perspectiva de ambas calificaciones es estable.

Las calificaciones reflejan que la capitalización de SEGUROS INBURSA, apoyado en unas ganancias consistentes y sostenidas, con un histórico ingreso de inversión y un perfil de negocio diversificado. Las calificaciones también reflejan la afiliación de la empresa con el Grupo Financiero Inbursa, uno de los mayores grupos financieros en México. SEGUROS INBURSA, que suscribe tanto la Vida como No Vida, sigue siendo una de las compañías de seguros nacionales más grandes y más rentables que operan en México, afirma la agencia. “El enfoque de la empresa hacia la gestión de gastos, junto con niveles consistentes de ingresos por inversiones, ha permitido a SEGUROS INBURSA mejorar su capitalización ajustada al riesgo”.