Daniel San Millán del Río, gerente de Riesgos de Grupo Ferrovial, preside IGREA (Iniciativa Gerentes de Riesgos Españoles Asociados) desde finales de septiembre. La asociación nació poco antes del verano y la respuesta del mercado “ha sido realmente positiva”. “Hemos recibido muchos mensajes de apoyo por parte de todos los agentes del mercado, corredores, aseguradores, reaseguradores y peritos. Todos creen razonable, incluso sano, la creación de una asociación profesional que represente en exclusiva los intereses y el desarrollo de nuestra función”, comenta.

P.- Usted reconoció en la presentación que “no estamos montando esto por despecho, es que hasta ahora no teníamos dónde vernos, dónde reunirnos e intercambiar experiencias los gerentes de riesgos”, ¿tan imposible era la convivencia en el seno de AGERS para tener que dar este paso?
Daniel San Millán.- Cuando Miguel Ángel Macías era presidente, yo vicepresidente y Javier Navas era director general, con el apoyo de los gerentes de riesgos que formaban parte de la Junta, intentamos dar un giro a AGERS para que los gerentes de riesgos (único colectivo del sector que no tenía asociación propia) tomásemos más protagonismo y pudiésemos tener allí un espacio donde poder intercambiar experiencias de forma privada cuando así lo considerásemos necesario. Propusimos un cambio de estatutos para dar más transparencia al proceso electoral y de gestión. La Asamblea General, de forma legítima y democrática, no estimó oportuno dar su apoyo a este giro, que probablemente hubiese permitido de forma natural crear un espacio donde pudiésemos desarrollar la función e intercambiar conocimientos y experiencia en la forma que buscábamos. Precisamente para satisfacer esas necesidades nace IGREA. AGERS tiene todo nuestro respeto y el que pretenda buscar un enfrentamiento se equivoca totalmente. Ahora bien, resulta evidente que los intereses de los gerentes de riesgos no siempre están alineados con otros agentes que forman parte de AGERS, por eso IGREA es absolutamente necesaria para nuestro colectivo y las empresas que representamos.

P.- ¿Bajo ningún concepto cabe pensar que puedan ser socios de IGREA figuras diferentes a gerentes de riesgos de una empresa? Teniendo en cuenta que no hay tantos profesionales de este tipo en nuestro país ¿no es reducir excesivamente el número de miembros de la asociación, dejándola, por decirlo de alguna forma, en un coto cerrado a un limitado número de profesionales?
Daniel San Millán.- Efectivamente, sería imposible que formasen parte de IGREA figuras diferentes a los gerentes de riesgos según los estatutos. Creemos firmemente que la función se ha desarrollado y profesionalizado mucho en los últimos años y que tiene un futuro espléndido y la verdad es que no nos preocupa el número de asociados, sino que IGREA cumpla con sus objetivos y aporte valor a los gerentes de riesgos que decidan asociarse y a las empresas que representan.

P.- Esta limitación en el número de miembros, por mucho que se ajusten los gastos, ¿no puede llegar a reducir la independencia de la asociación debido a la necesidad de recursos económicos? ¿Perseveran en su idea inicial de no realizar formación ni actividades de carácter sectorial?
Daniel San Millán.- Para cumplir los fines y objetivos que nos hemos marcado nos sobra con las cuotas de los asociados. Nosotros pensamos que es precisamente el depender económicamente de terceros lo que nos haría perder la independencia y esto no es negociable para nosotros. Buscamos la total independencia de criterio y para ello pensamos que es fundamental la autofinanciación. No contemplamos la formación como uno de los objetivos de IGREA, ni como fuente de financiación ni como fin en si misma. Ya existen el mercado instituciones que la realizan muy bien, como la Fundación Mapfre, INESE o la propia AGERS. Lo que pretendemos es que los asociados, a través del intercambio de experiencias y conocimientos obtengan un retorno real e inmediato para la empresa y para la función.

Actividades diferenciales

P.- ¿Qué actividades, conocimientos y demás aspectos diferenciales va a encontrar aquel profesional que se incorpore a IGREA?
Daniel San Millán.- Uno de nuestros pilares es el intercambio de conocimiento y experiencias entre los asociados y con los distintos agentes del mercado que suponga un retorno tangible e inmediato. Para ello haremos reuniones de carácter bimensual en la que podrán los gerentes de riesgos de las empresas asociadas y sus equipos con alguno de los siguientes formatos:
- Encuentros de Conocimiento y Reflexión (encuentros exclusivos para asociados donde se tratarán temas concretos. Un colega presentaría el tema y se iniciaría un debate de conocimientos, experiencia y estrategia. Por ejemplo, gestión de programas internacionales, domicilios de cautivas, etc).
- Comisiones técnicas / Grupos de trabajo (creados entre miembros asociados, las comisiones / grupos se harían cargo de desarrollar un tema estratégico que preocupase a los asociados para exponerlo y discutir sobre el mismo. Por ejemplo, Solvencia II, Fiscalidad Internacional, etc).
- Reuniones sectoriales a demanda (facilitar reuniones entre empresas asociadas de un mismo sector empresarial para discutir temas propios de su actividad. Por ejemplo, Construcción, Energía y Utilities, etc).
- Reuniones temáticas con otros agentes del mercado (mediante invitación expresa, invitaríamos a otros agentes del mercado a que nos expusieran un tema para desarrollar un debate posterior sobre el mismo. Por ejemplo renovación contratos de reaseguro; Mercado de Caución, etc).
En este sentido, ayer celebramos el primer Encuentro de Conocimiento sobre Programas Internacionales, que presentó Cristina San Sebastián con asistencia de todos los asociados que lo solicitaron. También se ha invitado a empresas que todavía no están asociadas pero que esperamos lo estén pronto, cuando reconozcan el valor que puede aportar IGREA 

P.- ¿De qué forma van a “hacer oír la voz de los gerentes de riesgos ante las autoridades, empresas, instituciones, etc., es decir, en el buen sentido de la palabra, hacer de lobby”, como indicó en la presentación? Para hacer de lobby, ¿no sería mejor que, de alguna forma, llegasen a algún acuerdo al respecto con AGERS y se presentasen con una sola voz?
Daniel San Millán.- Este es el objetivo que requiere más tiempo y esfuerzo. El tamaño y la reputación de los miembros fundadores (Abengoa, Campofrio Food Group, Endesa, Ferrovial, Iberdrola, Telefónica), así como el de los otros asociados (Indra Sistemas, Cemex España, Bahía Bizkaia Electricidad, Grupo Empresarial Sanjosé, Mondragon, OHL y Sacyr Vallehermoso), nos asegura que las instituciones nos abrirán sus puertas para escuchar nuestra opinión en aquellos asuntos que afecten a la función y al desarrollo de la profesión y nuestras empresas. No veo problema alguno en ir de la mano con AGERS en aquellos asuntos en lo que nuestras respectivas posiciones estén alineadas. Ahora bien, dada la diversidad de AGERS, donde sus miembros pueden tener intereses contrapuestos, esto no se va a producir siempre, e IGREA se debe únicamente a los intereses de los gerentes de riesgos y de las empresas que representen, que evidentemente no siempre coincidirán con los de otros agentes del mercado integrados en AGERS. Como hemos dicho anteriormente, la independencia es uno de los principios básicos de IGREA.

P.- En la presentación también se dijo que “IGREA nació con seis socios fundadores y ahora ya cuenta con 11 miembros, que representan a empresas que suponen el 30% del IBEX” ¿qué objetivos se han marcado al respecto y en qué plazo? ¿Prevén que con el inicio del año 2010 y con la renovación de cuotas de AGERS haya un trasvase importante de gerentes de riesgos a su asociación?
Daniel San Millán.- Ya somos 13 y creemos que durante el año que viene llegaremos a los 20 ó 25 asociados. Como he dicho, no estamos preocupados por la cantidad de asociados ni con el tamaño de la asociación. Nuestro principal objetivo es el retorno real de valor para las empresas asociadas y que los gerentes de riesgo tengan un foro y una voz propias.