La organización recuerda que la incorporación de deducciones fiscales a la suscripción privada de seguros de salud tendría “consecuencias positivas para las familias, la sanidad pública y la sanidad privada”. Las familias serían las principales beneficiadas por esta medida, comenta IDIS en su comunicado, “ya que con la desgravación de la prima o de parte de ella se abarata el coste de los seguros sanitarios privados y se facilita su contratación, sin que represente por otro lado una reducción relevante de ingresos fiscales para el Estado”. Se estima que, con una deducción del 15% de la prima, el importe medio deducido no superaría los 100 euros anuales por persona.