Cabe recordar que los sindicatos y los representantes empresariales alcanzaron hace un mes un “preacuerdo” sobre los principales contenidos para el nuevo convenio colectivo del sector, para el periodo 2012-2015.

En materia salarial, se establece una evolución salarial acorde con el ritmo de actividad de la economía española en términos del PIB, con arreglo a los siguientes criterios: en 2012 se mantendrían las tablas salariales que resultaron de aplicación en 2011; en 2013 se contemplaría una subida salarial si se produce un crecimiento positivo del PIB, según la escala que se refleja en el texto del preacuerdo; para 2014 se establece un incremento salarial inicial del 0,6%, con posibilidad de un mayor incremento si el PIB supera el 1%; y para el año 2015 se contempla un incremento salarial inicial del 1%, con posibilidad de llegar al 1,5% si el PIB es igual o superior al 2%. Para estos dos últimos años de vigencia del Convenio, se previene una cláusula de salvaguarda para el supuesto de que la evolución del PIB fuera negativa.