En Luxemburgo se contratará un equipo que cubrirá las funciones básicas, como el cumplimiento, el riesgo y la auditoría interna, para complementar la estructura existente. El proceso de establecimiento comenzará inmediatamente y, a la espera de la aprobación regulatoria final, se espera completar la reestructuración antes de marzo de 2019, “con el fin de asegurar una transición sin fisuras para nuestros clientes, corredores y socios comerciales”, se indica desde la entidad británica.

HISCOX destaca que la elección de Luxemburgo responde “a su posición favorable a los negocios, su sólida experiencia en servicios financieros y su respetado regulador, además de estar cercar de muchos de nuestros principales mercados”.

No es el primer grupo que elige este país como centro de sus operaciones para Europa tras la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea. AIG anunció hace unas semanas el establecimiento de una filial en este país; LLOYD’S también barajó esta opción, pero finalmente se decantó por Bruselas.

Noticias relacionadas

AIG toma la primera decisión tras el brexit: establecerá una nueva compañía en Luxemburgo

LLOYD'S mantiene su beneficio del pasado año en 2.500 millones de euros

COMPARTIR