Lo afirma Antonio Osuna, director de GT Motive Iberia, en entrevista en la revista 'Mundo Recambio y Taller'. En este sentido, apunta, “las nuevas tecnologías deben integrar a los talleres como si un usuario interno se tratara, estrechando la relación entre ambos, y la aseguradora debe ser un canal de entrada de trabajo que por su eficacia de proceso permita aumentar el volumen y los ratios de rentabilidad del taller”.

Afirma, además, que se debe conectar al taller y al propietario del vehículo con los otros actores implicados (aseguradoras, peritos, otros reparadores, asistencias, etc.), “permitiendo automatizar partes de la intervención, como la comunicación del siniestro, la entrada del vehículo en el taller, el presupuesto, la aceptación, los distintos estatus de la reparación, la solicitud que haga el taller de recambios, la factura electrónica, medios de seguimiento de satisfacción del cliente, medida de rentabilidades para el taller, etc..

COMPARTIR