Así resumía José María Paagman, director general de HELVETIA SEGUROS, el balance de su entidad el pasado año, donde registró un beneficio neto de 17,2 millones de euros -ligeramente inferior al del ejercicio precedente, pero que mantiene a la filial española como la tercera unidad de negocio en aportación de beneficios al grupo, sólo precedida por Suiza y Alemania-, un volumen total de primas de 333,9 millones y una mejoría de más de dos puntos en el ratio combinado neto, que se situó en el 92,9%, gracias al descenso en la misma medida de la siniestralidad neta de No Vida, que se quedó en el 67,9%.

El total de primas mostró al cierre del año un decrecimiento del 3,9%, en línea “con la clara desaceleracion que se ha producido en el sector, principalmente por la crisis empresarial, el descenso del consumo y la caída generalizada de la prima media. El negocio de Vida registró una ligera caída del 1,7%, mejor que el resultado sectorial, con significados crecimientos en Unit-Linked (+17,3%), Asistencia Familiar (+19,4%) y el conjunto de Vida Riesgo (+2,5%).

Como ha ocurrido a nivel sectorial, el negocio No Vida sufrió una caída del 4,8%, afectado por la recurrente negativa evolución del sector de Empresas y Transportes y un nuevo descenso en la facturación de Autos (-7,7%), una vez más consecuencia directa de la fuerte competencia que sigue presionando a la baja el nivel de la prima media. Como contrapartida, registraron una buena evolución tanto el ramo de Decesos (+10,2%) como el conjunto de los Multirriesgos de Particulares (+0,6%), con aumentos del 4,5% en Comunidades y del 1,7% en Hogar.

Al cierre del ejercicio, la cartera de primas se repartía entre Autos (27,1%), Diversos (41,6%) y Vida (31,3%), ramo éste último que ha aumentado su peso casi un 1%.

El ejercicio se saldó además con un ROE del 10,4% y un margen de solvencia del 216,7% sobre el mínimo legal.

PROFUNDA REVISIÓN DE LA ESTRATEGIA HELVETIA 2015+

Paagman reconoció también ante la prensa que durante el pasado año se ha llevado a cabo una profunda revisión de la estrategia Helvetia 2015+, así como de las principales medidas que se han puesto en marcha para alcanzar su objetivo. Tras ella, las tres grandes metas siguen siendo: conseguir: una gradual expansión de la posición en el mercado (crecimiento+), aumento sostenible de la rentabilidad (rentabilidad+) e incremento de valor para el cliente acorde con sus expectativas (lealtad del cliente+).

Para lograr estos objetivos, señaló, “seguiremos en las actuales líneas de negocio y en las medidas estratégicas aprobadas e implantadas en 2011”. No obstante, constató, se van a impulsar algunas de ellas y actualizar otras, de acuerdo a los siguientes principios: seguir proporcionando una alta rentabilidad al grupo, mejorando la eficiencia e incrementando la lealtad de (y hacia) los clientes; incrementar el conocimiento de la marca “suiza” como elemento básico de confianza y solvencia para los clientes actuales y potenciales; continuar apostando por los mediadores como el principal canal de distribución, aunque se acelerará la presencia en otros canales, tanto para captar nuevas ventas como para facilitar la accesibilidad a los clientes; seguir reduciendo costes, mejorando en eficiencia y simplificando estructuras y procesos, así como optimizando los gastos de adquisición; y mantener, íntegramente, la comercialización de la actual oferta de productos y servicios, tanto en Vida como en No Vida.

A preguntas de los periodistas, Paagman adelantó la previsión de que, a nivel sectorial, en 2013 “se mantenga una tendencia parecida a lo que hemos visto en 2012, aunque es posible que la siniestralidad en Autos pueda subir algo”. También reafirmó la confianza de su grupo en el mercado español, donde “poco a poco comienzan a percibirse signos de una clara mejora de la competitividad”.

Recordó a la vez que el grupo HELVETIA cerró 2012 con “un sólido desarrollo empresarial”, incrementando notablemente su resultado anual (+18%, hasta 342,2 millones de francos suizos); el volumen de negocio se situó en 6.978,5 millones.