La póliza, se destaca, es la primera que se ha diseñado en el sector que cubre las responsabilidades civiles que pueden derivarse de un accidente de trabajo, más allá de la cobertura de RC Patronal, que habitualmente cubren las pólizas convencionales.

De hecho, sin amparar las sanciones o multas que pueden recaer en la empresa, centra su atención en los supuestos en los que, por infracción de las medidas de seguridad en el trabajo, a la empresa se le van a exigir indemnizaciones complementarias. “Estas responsabilidades –se resalta en dichas presentaciones- tienen un coste anual superior a los 400 millones de euros anuales para las empresas y era una demanda social que se amparase estos supuestos. De los casi 3.000 casos que se dan cada año en España, en el 70% el trabajador no puede cobrar por los problemas financieros de su empresa”.

Además de los importes indemnizatorios, la póliza contempla los gastos de defensa, tanto de la sanción como la responsabilidad civil propiamente dicha. Por otra parte, la comunicación puntual del siniestro garantiza además la investigación de las circunstancias del accidente con peritos expertos, lo que, se remarca, “permite defender mejor los intereses del asegurado”.

Los límites asegurados por víctima se han basado en los estudios de las estadísticas de los últimos años. Se ha establecido al respecto un importe de 500.000 euros por siniestro y anualidad del seguro. Las exclusiones de la póliza son mínimas: el dolo, las multas, las enfermedades profesionales, los subcontratistas si no se han contratado específicamente, los accidentes in itinere y el mobbing o el acoso laboral o sexual.

Como se concluye desde HDI GLOBAL SE SUCURSAL EN ESPAÑA “al no concurrir esta póliza con otras, puede aparecer un seguro algo más caro y no es comparable con los precios de las pólizas y límites de su entorno, como son la RC General o la D&O, pólizas que se van a ver muy beneficiadas por la investigación que lleva a cabo nuestra póliza”.

Noticias relacionadas

HDI remarca su apuesta por el rigor técnico y la calidad

COMPARTIR