Precisamente en esta misma línea se insiste en que “la Sucursal en España de HCCI continuará estando sujeta a la inspección y supervisión de la DGSFP en todo lo que se refiere a relaciones con tomadores de seguros, asegurados, beneficiarios, pólizas, prácticas de mercado, transparencia, publicidad, relaciones con mediadores, servicio de atención al cliente, etc.”.

En el comunicado de prensa, HCCI explica que “a raíz de la aprobación de la Directiva de Solvencia II, esta fusión es conveniente para que las actividades llevadas a cabo hasta ahora por HCCE se beneficien de la mayor solvencia y fortaleza financiera de HCCI, que tiene un capital social de más de 220 millones de libras esterlinas, es decir, cerca de 280 millones de euros (frente al capital social de unos 20 millones de euros de HCCE) y una calificación financiera de AA (Muy Fuerte) por parte de Standard & Poor's. En consecuencia, esta fusión beneficia en primer lugar a los tomadores de seguros, asegurados y beneficiarios, no solo por la fortaleza financiera de HCCI, sino también por la mayor eficiencia del capital dentro el marco Regulatorio Europeo”.

HCCI es una filial íntegramente participada por HCC (HCC Insurance Holdings, INC.), asegurador con presencia en Estados Unidos, Reino Unido, España e Irlanda. A 31 de marzo, contaba con activos por valor de 10.600 millones de dólares y unos fondos propios de 3.800 millones de dólares. Sus principales compañías tienen una calificación financiera de AA (Muy Fuerte) por Standard & Poor's Corporation.