Alfonso Bárcena FWUIncluso, en algunos casos, se trata como si fuera un peaje necesario para conseguir determinados modelos retributivos y, lamentablemente, no logramos que se vea como un negocio interesante per se. 

Esto nos debería hacer reflexionar a las compañías sobre si realmente nuestra oferta de valor es tal o si debemos replantear nuestro modelo de negocio.

Surgen, por tanto, varias preguntas: “¿Hay mercado?”, “¿Vida es difícil?, “¿Es negocio de la banca?”, “¿Se gana dinero?”.

EXISTE LA OPORTUNIDAD. Las soluciones que plantea el negocio de Vida-Ahorro son necesarias dada la situación actual de la Seguridad Social y de los españoles, con una tasa de ahorro privado entorno al 5% frente a la media del 12% de nuestros vecinos europeos. Además, como nos viene avisando la OCDE, esta situación se irá agravando, al bajar la tasa de sustitución del 82% actual a un previsible 48% en el año 2060. Esta situación, a nuestro entender, no es simplemente una oportunidad de negocio, sino una necesidad de la sociedad a la que debemos ofrecer nuestros servicios. Por tanto, hay negocio y cada vez habrá más.

ES FÁCIL, CENTRÁNDOTE EN LO IMPORTANTE: LAS NECESIDADES DEL CLIENTE. Las compañías empleamos multitud de horas en formar a nuestros distribuidores para que así sea. Además, el distribuidor tiene lo más difícil de conseguir: el conocimiento del cliente. Un cliente cada vez más concienciado, que está lejos de ahorrar lo suficiente para su jubilación.

NO ES EXCLUSIVO DE LA BANCA. Cada vez va a ser más necesario el asesoramiento financiero y no la colocación de productos. Nadie mejor que los distribuidores para llevar de la mano a sus clientes durante todo su ciclo vital y financiero, aportando las mejores soluciones en cada momento. Somos especialistas.

VIDA-AHORRO SÍ GENERA INGRESOS. La situación de tipos de interés ha hecho que los productos tradicionales de ahorro carezcan de gran interés tanto para distribuidor como para cliente, desde FWU hemos encontrado una fórmula por la cual nuestros clientes disfrutan de productos garantizados a la par que rentables y con el que las comisiones al distribuidor premian el esfuerzo comercial, necesario sin duda para la venta de productos financieros.

PROPUESTA DE PLAN DE ACCIÓN PARA EMPEZAR A TRABAJAR VIDA AHORRO

1. ENCUENTRA Y DEFINE TU VALOR

Los mercados financieros son muy amplios y requieren de una alta especialización. Es importante identificar en qué ámbito nadie puede hacerlo mejor que tú: ayudar al pequeño ahorrador a planificar sus finanzas personales, identificando sus necesidades y transformándolas en objetivos.

2. PREPÁRATE

Centra tu formación en ese valor diferencial, prepara tu protocolo de asesoramiento, así como las herramientas de análisis de situación financiera y capacidad ahorro que usarás. Las compañías aseguradoras estaremos encantadas de ayudarte en este proceso.

3. UTILIZA TU CARTERA 

Busca de entre ellos a los más sensibles en materia de jubilación. Los jóvenes, cada vez más concienciados de que la Seguridad Social no les proporcionará todo lo que necesiten llegado ese momento. También los autónomos y profesionales independientes son el perfecto caldo de cultivo para la venta de ahorro a largo plazo: pequeñas aportaciones mensuales y disciplina en el ahorro.

4. ¡PONTE MANOS A LA OBRA!

Los primeros pasos no serán fáciles, pero si sabes lo que quieres y te has preparado bien, ¡el éxito estará más cerca! Y recuerda, según los últimos estudios, el 84% de los españoles quieren hablar de sus finanzas con un experto. ¡Están esperando tu llamada!

Alfonso Bárcena (Alfonso.Barcena@Forwardyou.com) es Sales Manager Spain en FWU