Guillermo de la Dehesa, chairman del Foro de Expertos del Instituto Aviva de Ahorro y Pensiones, inauguró la sesión centrada en potenciar el bienestar de las familias a través de la educación financiera. En su conferencia hizo un llamamiento a los poderes públicos para poner en práctica políticas efectivas que potencien la compresión de los ciudadanos de aspectos esenciales para la planificación de sus finanzas y que repercutan en su mejor calidad de vida. “Dadas las tensiones a las que está sometido nuestro sistema público de pensiones, es necesario tomar medidas que contribuyan a incentivar el ahorro privado a largo plazo”, afirmó.

Por su parte, Ignacio Izquierdo, consejero delegado de AVIVA ESPAÑA, tomó parte en la mesa redonda “Mejorando el ahorro a largo plazo”, moderada por Diana Crossan, miembro de la Comisión de Literatura Financiera  e Ingresos en la Jubilación de Nueva Zelanda, y que contó también con la participación de Francisco de Blas, subdirector general de Planes y Fondos de Pensiones, y Sue Lewis, de STLC Consultants (Reino Unido).

Izquierdo centró su intervención en un análisis del déficit de pensiones existente en Europa y las posibles vías para solventar esta pérdida de poder adquisitivo de la población de cara a su jubilación. “Si no se toman medidas, los individuos tendrán que considerar la reducción de su nivel de vida, jubilarse más tarde, o depender de otras formas de ahorro. Aunque la mayoría de los Estados miembros de la Unión Europea ofrecen algún tipo de información sobre las pensiones públicas, es necesario que los ciudadanos puedan recibir información periódica sobre los tres pilares para hacerse una idea más ajustada de su posible situación económica una vez se retiren”, afirmó.

La cumbre fue clausurada por Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad.