También habla de su modelo de gestión de equipos, en el que la actitud positiva (#actitudpositiva, como le gusta escribir al propio @quiquehuerta en Twitter) y el trato personal es muy importante. "Soy un firme convencido del poder de la actitud", subraya.

Huerta concede mucha importancia a la "transparencia" en las organizaciones, a comunicar todo, "lo que va bien y lo que no va tan bien", tanto en comunicación interna como con los mediadores con los que trabaja, con quienes mantiene reuniones periódicas y de donde siempre extrae siempre "8, 9, 10 ideas" que comparte con el equipo de Dirección. "Y sacamos 'deberes' para mejorar cómo estamos haciendo las temas", añade.

Entre otros asuntos, el directivo recuerda que una de las habilidades que tuvo que perfeccionar fue la de la "empatía", a lo que le ayudó dirigir, en su momento, el equipo del Canal Directo del grupo, en su mayoría integrado por mujeres, que le exigía desplegar sus habilidades sociales y su capacidad para ponerse en el lugar del otro.

Acceso a la entrevista íntegra [incluye vídeo]