P.- Arranca una nueva etapa del programa radiofónico 'Todos Seguros', esta vez en Radio Intereconomía. ¿Qué le supone el regreso a esta cadena y qué puede aportar su programa a su parrilla de contenidos?

Miguel Benito.- Estoy rodeado de sensaciones. Creo que es un reencuentro con el destino, porque, hace unas semanas, ni yo mismo sabía que terminaría allí. No fue la primera opción. He tenido otras posibilidades muy interesantes que ahí siguen, luego el programa no debería sonarles mal. Al contrario. Pero a esto tengo que añadir que Intereconomía se ha volcado en todos los aspectos. Luis Vicente Muñoz, director general de radio y televisión de esa corporación, ha mostrado un empeño especial en que pase a formar parte de su equipo, lo cual a ambos nos ilusiona, sobre todo, cuanto hay tanto que hacer para ponerle voz y cara al Seguro ante la sociedad. Algo que intentaré hacer es contar con la gente.

P.- ¿Cuál va a ser la periodicidad del programa y qué novedades ha preparado para esta nueva etapa?

Miguel Benito.-  Será semanal. Se emitirá los viernes, con lo cual, recupero el mismo día que dejé en mi anterior etapa con 'A buen seguro' y 'Pensiones privadas, pasiones públicas'. El viernes es un día de expectativas, fin de semana, etc. Es un buen momento para recordar que una sociedad avanzada necesita gente segura y con criterio. Respecto a las novedades, bueno, mejor les invito a escucharlo cada viernes.

P.- ¿Qué balance nos puede hacer de los casi ocho años de emisión de su programa? ¿Cuáles han sido los mejores momentos?

Miguel Benito.- Si digo que no es positivo, miento, más en un medio tan difícil y complejo como es el radiofónico, donde mantenerse es un milagro. Y desde que empecé a hacer radio con carácter semanal, ha habido varios. Trabajo, disfruto y lleno mi vida. ¿Los mejores momentos? Aquellos que pasé ante los micrófonos con gente maravillosa.  

P.- De todas las entrevistas realizadas, ¿con cuáles se queda? ¿Por qué?

Miguel Benito.- Me quedo con todas aquellas que jamás podré repetir porque sus interlocutores ya no están: Ignacio Hernando de Larramendi, Ernesto Caballero, Julio Sáez , y otros muchos. Curiosamente, el Seguro tiene una memoria muy corta para quienes le han dedicado su vida. Creo que Larramendi lo sabía y por eso escribió 'Así se hizo MAPFRE', y cuando lo hacía, le dijo a José Luis Catalinas que se entrevistara con mi padre, que fue empleado de la Agrupación de Propietarios de Fincas Rústicas de España y pronto cumplirá 96 años. Es la única persona viva que vio nacer MAPFRE. Alberto Manzano, presidente de su Fundación, también guarda notas para que ese hilo conductor de la historia no se pierda.  

LA COMUNICACIÓN DE MARCA SE HA REFORZADO

P.- En todo este tiempo, ¿qué ha cambiado en el sector en su manera de comunicar? ¿Sigue habiendo más Marketing que Comunicación?

Miguel Benito.- Los profesionales de la Comunicación están más presentes que nunca hasta ahora en las entidades e instituciones del sector. En mi caso, que estudié periodismo en turno de noche, la aseguradora en la que trabajaba nunca quiso facilitarme una ayuda de estudios equivalente a la que daban para otras carreras. La comunicación de marca se ha reforzado muchísimo, pero no ha ocurrido lo mismo en cuanto a la del sector. Por otro lado, la incorporación al mundo virtual y de redes sociales va retrasada cuando debería ser un sector en vanguardia. Ese retraso está siendo aprovechado por algunos tiburones que buscan facturar. Por otro lado, la transparencia se tiene que imponer. Solvencia II a más de uno le va a pillar con el pie cambiado. Además de informar, hay que explicar las cosas. Hay que hacer pedagogía del Seguro, acercándolo a la vida y a lo cotidiano. En caso contrario, seguirá pareciendo  una hidra con muchas cabezas. Hace mucho que los directores de Marketing ocuparon el terreno de la Comunicación y quizá eso no sea tan bueno en los tiempos que corren, porque una cosa es diseñar una campaña y otra enfrentarse día a día con los comentarios que aparecen en las redes sociales. Los Departamentos de Comunicación deberían tener entidad propia.     

P.- Por su experiencia, ¿importa el Seguro a los medios de comunicación? ¿Y a la sociedad en general?

Miguel Benito.- Cada vez tiene mayor importancia. Ahora bien, lo primero que buscan los medios es una fuente de financiación que complemente su capacidad de generar noticias. Y ahí, no sé si el sector lo está haciendo bien. La dispersión existente no es la solución. Es difícil que un medio de comunicación apueste por el Seguro si los anunciantes de Seguros le ignoran. Por otra parte, la información en Seguros cada vez discurre más vía comunicados, y, sinceramente, muchos se los podían ahorrar. Esto enlaza con la segunda parte de la pregunta, porque a la sociedad le interesa el Seguro, pero a cada uno en su condición y escala. Los comunicados de prensa se lanzan como si todas esas pequeñas cosas que pasan cada día tuvieran un interés general. Y no es así, hay que focalizar los mensajes.   

P.- ¿Qué puede hacer el Seguro para ser más atractivo hacia el exterior?

Miguel Benito.- Me está preguntando algo que podría ser el título de un libro o de una tesis doctoral. Tengo mis propias ideas, pero el planteamiento debería corregirse. No se trata solo de qué puede hacer, sino también de qué no debe hacer. Entre mis ideas, alguna ha arraigado, como los Premios Solidarios del Seguro que realizan cada año. Fue una idea mía, pero su realización es un mérito de INESE, de los que otorgan premios y de los premiados. Es una pena que el sector no sea capaz de agruparse al completo en torno a una iniciativa como esta, que tendría un retorno para el sector impresionante en términos de imagen positiva ante la sociedad.

P.- Entone el ‘mea culpa’, los periodistas que trabajamos en el sector asegurador debemos mejorar en…..

Miguel Benito.- Todo. Estamos de hecho inmersos en una competición descarnada. Hay que leer, hay que buscar, hay que contar y explicar, hay que volver a empezar cada día. Hay que aprender mucho. Esto no es fácil. Como dice Cervantes: “No se escribe con las canas sino con el entendimiento, el cual suele mejorarse con los años”. Es una reválida constante. Si esto fuera fácil, habría tantos periodistas de Seguros hablando en público como escribiendo.