Es una de las reflexiones de Jean-Paul Rignault, consejero delegado de AXA ESPAÑA, en entrevista publicada ayer domingo en Abc. Asegura, asimismo, que “antes que hablar de ventajas fiscales hay que concienciar, llamar a la realidad, más allá del discurso político a corto plazo”.

Por otro lado, destaca que la transformación digital, que nos significa venta directa y que tiene un impacto en casi cada elemento de la empresa, es “el gran reto que tenemos, pero es una oportunidad”. “Hay un futuro grande para la mediación, para los agentes y corredores, pero adaptándose […]. Decir que va a desaparecer alguno de los mundos  actuales, como el de los mediadores, es una visión binaria muy simplista”, apunta.

Respecto a los planes de la compañía, destaca que Vida, con el entorno actual de tipos de interés, “hemos puesto el foco sobre los productos ‘unit linked’ y de renta variable”. “Hay productos –comenta- como los depósitos y la renta fija que no es que no tengan futuro, es que no tienen realidad”. En Autos, por su parte, revela que una situación de mercado de guerra de precios, en la que las aseguradoras pierdan dinero, recursos y rentabilidad, “no es sostenible”. “AXA tomó esas decisiones drásticas que hoy nos permiten hablar de un entorno de estabilidad y volver a niveles de retención de clientes y rentabilidad alineados con nuestros objetivos”, concluye.