Reconoció que la situación del sector en este punto “no es catastrófica, pero no es la óptima” y, por lo tanto, “hay terreno para mejorar”. Insistió también en la necesidad de alinear el “importante” papel que el sector tiene para la economía con su posición ante la sociedad. Esta idea es el objetivo principal del plan de notoriedad que está desarrollando UNESPA y entre cuyas acciones próximas está una campaña de comunicación bajo el lema 'Estamos seguros', con el lanzamiento de un espacio web específico para dar a conocer el sector al público en general.

Según explicó, se parte de la base, según un estudio interno, de que la nota que los distintos actores dan al sector es un “aprobado alto” (6 sobre 10). Detalló que el nivel de servicio y el valor social es lo mejor valorado. En el lado opuesto, obtienen peor nota el “nivel de apertura” y la relación con el cliente, que “nos da un aprobado raspado”.

“Supervisor fuerte y profesional”

Para cerrar su intervención ante las entidades asociadas, reclamó para el Seguro un supervisor “profesional, dialogante y capaz”, como ha venido siéndolo hasta ahora, pero también que sea “fuerte”, para lo que debería contar con más recursos (al menos el doble que los que tiene actualmente). Eso no quiere decir, remarcó la presidenta, que sea el Estado el único responsable de dotar económicamente al supervisor, recordando que el sector privado en otros mercados contribuye a su financiación. Todo ello, además, con la necesidad de que el supervisor mantenga las “obvias especificidades” de esta indsutria.

La Asamblea aprobó por unanimidad las cuentas anuales del pasado año, en el que los ingresos alcanzaron los 6,82 millones y los gastos, 6,53 millones. Los 289.043 euros de diferencia se destinarán a remanente. Además, se ratificó el alta de una nueva entidad asociada: ATLANTICLUX LEBENSVERSICHERUNG.