No obstante, Clifford Chance identifica mercados en crecimiento, entre los que se encuentran ciertos países de Asia, África y Latinoamérica, así como un repunte de la actividad de M&A registrada durante el último trimestre del año 2012, lo que permite encarar con cierto optimismo el futuro.

La firma destaca que en Europa, y particularmente en España, los activos de calidad resultan cada vez más atractivos merced a valoraciones competitivas. “La incertidumbre económica global ha derivado en una falta de confianza a la hora de afrontar operaciones”, indica David Walker, socio del área corporativa y responsable global de Private Equity en Clifford Chance. “A pesar de la creciente presión de los accionistas y de la tentación de usar el dinero efectivo excedente para comprar activos rebajados, los directivos vinculados a la toma de decisiones en los procesos de M&A han esperado con cautela a tener la mejor carta para jugar su mejor baza antes de hacer ningún movimiento”, añade.

Javier Amantegui, también socio del Área Corporativa y colíder del grupo global del despacho para América Latina, enfatiza, en todo caso, que “hay oportunidades en el mercado”. “Cualquier mejora en los niveles de confianza en 2013 –detalla- se traducirá en un repunte de la actividad de M&A a nivel europeo, especialmente porque los compradores extranjeros esperan poder aprovechar oportunidades de adquisición atractivas mientras las valoraciones permanezcan aún bajas”.

En el caso de nuestro país, “aunque el crecimiento económico no se espera hasta finales de 2013, nuestra percepción es que España (e Italia) vuelven a estar en el punto de mira de inversores internacionales. Hay oportunidades interesantes para adquirentes que, dispuestos a asumir mayores riesgos, apuesten por activos locales que han sufrido una penalización de valor en los últimos años quizá no proporcional a su calidad y potencial”, concluye Amantegui.